Soy un trasluz en el día que se asoma a la mañana, cuando el sueño nos saluda en la

ventana, cuando tímida sonríe buscándote mi cara…

soy quien se antoja a sin horarios a vestirse desnuda de ganas, para sentirte provocando el deseo pensándote en mis manos…

Atrevida, provocando las miradas que me encuentran por perdidas, que se

quedan absortas siempre con ganas de más…

Soy quien te vio en mi primero, sin estar distraída asomada a tu ventana con la cortina entreabierta…

Soy la tarde que orgullosa se aleja, luego de amar en mi cuerpo a tus ojos y describirte en la piel cada uno a mis antojos, para hacerte sentir lo dulce de los besos

de estos labios mudos de amarte así…

Soy tu eterna fantasía, que siguiendo tus pasos cuando me quieres vestida, que se acuesta a tu lado, cuando la noche desnuda de tus sueños me hace amarte…

Y me voy como vine, a media luz y sombra, con las manos que desbordan de pecados por cumplir, mientras te sueño, mientras me esperas, mientras el tiempo tenga tiempo por vivir, vivir en la media luz del día, a la media sombra de noche que gime tu nombre, bajo la luna siempre desnuda… (Lola)