Te dejé en el camino
un rastro perdido
unas huellas
sin nombre
un beso en el aire
tímido y prohibido…

Te dejé en el cielo

mis tardes con soles

mis lluvias de otoño

mis noches con luna

y un millar de estrellas

sin ninguna nube…

Te dejé un mar
de recuerdos
con sal y sabores
con olas que ahogaban
con playas y arena
besando ansiosa
al llegar su espuma…
Te dejé mi todo
y olvidé queriendo mi alma
porque ella sigue enamorada
y en mi sin destino
no la necesitaba…
Me llevo tan sólo
mi nada, un espejo roto
para no verme del todo reflejada,
una foto tuya, y un papel con tu letra diciendo: Te Amo…, de ayer. (Lola)