Todo pasa

y deja en el camino

mucho

poco

a veces la nada…

Pasa sigilosamente,

sin llevarse consigo

los sentimientos,

que vacíos de silencios,

de manos y noches heladas

esconde bajo la almohada

sus ojos llenos de miedos…

Y pasa

como pasan,

algunos sueños,

esos que despertamos

sin final,

con la angustia

de volver a soñarlos

para acabar la historia,

que seque la lágrima

que el alma

por el ojo

escapa…

Y pasa,

que a veces

sin dormir

soñamos despiertos,

y es cuando el corazón

se enamora de la historia,

y como está despierto

caprichoso

y receloso

no se quiere dormir…

(ByLola)

Like what you read? Give Lola Bracco ® a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.