Y llegas a mis brazos ahogado de vasos
de querer olvido y vacío de razones
perdido en tu abismo
y llegas con mirada vidriosa
perdida, enviciada y viciosa
saciada de todo, deshaciéndote 
y dejándote sin nada
y llegas a mi boca que te ama, sin reproches
sin te dijes que ni siquiera escuches
que silenciosa besa tu frente
prueba tu llanto
y llegas asi, trayendo tus penas en pedazos
por otras que ajenas te dejaron
afuera y con el alma
perdida y rota
a mis brazos
a mi boca
y llegas a mi corazón
llenas de lágrimas mis ojos
sin que veas
 que desbordan la impotencia,
de esas tus manos
que a las mías se aferran
y llego a sentir que puedo
que mi corazón ahora es de acero
que mi alma que flotaba pisa tierra
y mis pies, ellos, soportaran tus penas… (Lol@)
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.