Y me abrazo en el rincón izquierdo de tu pecho,

donde me hago espacio mientras cuento cada latido con tu nombre y el mio,

en tu corazón donde me llevas, para sentirnos vivos…

Vivos, y me abrazo, y no te suelto…(Lola)