Ya es tiempo, ya es hora, ya no quiero, ya no puedo, aferrarme al tormento de un silencio dedicado, y que no abraza ilusión…

Ya es tiempo de mis tiempos, de ser yo aunque te duela, será breve, pues ya has vuelto a otras letras que consuelan…

Ya era tiempo, que no fuera el nuestro, que el horario se volviera a cada almohada, sin espera…

Ya es tiempo donde encuentro a mi deseo al ahora de mi cuerpo, mientras libre te paseas con tus ojos, quizás me veas, tal vez te sienta, cuando a ojos cerrados, esté volando, amando…

Y en el tiempo me libero como siempre que me voy, anticipando la otra huida, y me entrego al presente desnudando por completo, cuerpo y mente, en otra piel, ya sin tus manos…

Porque ya es tiempo, porque ya es hora, de vivir el presente en ahora, de dejarme amar, sin tener que escapar, sin creer las fantasías de otra irrealidad, cuando el tiempo del amor me abraza hoy… (Lola)