Yo conocí otra mirada
otra que reía,
mientras por dentro lloraba,
me miraba y un ojo gritaba
mientras el otro desvestía,
y yo lo amaba…

Yo conozco tu mirada, fría, perdida y congelada,
conozco la chispa del ojo derecho y el infierno que anida en el izquierdo,
cuando me ama, cuando desea y enciende en llama…

Yo extraño aunque no quiera, por no poder quererla, y verla, y a mi como le gusta también me vea, pero se oculta en la rareza de su tristeza…

Yo conozco esa mirada que cómplice aparece, y corriendo se va después de estremecerme…

Yo la conocí y hoy es otra la mirada 
y mira sin decir por no abrir la que cree cicatriz
que nunca fue suturada, esa nuestra en mi piel herida…(Lola)