La prueba de un minuto

texto original por Jared Spool*

A menudo, cuando nos reunimos con equipos de diseño nos reservamos unos pocos minutos al final de la reunión para hacer una inusual forma de cierre. Le pedimos a cada participante de la reunion que, en una hoja de papel, responda las siguientes tres preguntas con un limite de tiempo total de 60 segundos:

1. ¿Cuál fue la gran idea? (¿Cuál fue la cosa más importante que escuchaste en la reunión?)

2. ¿Cuál fue tu gran sorpresa? (¿Qué fue eso que viste o escuchaste que te sorprendió más?)

3. ¿Cuál es tu gran pregunta? (¿Cuál es la gran pregunta sin respuesta que tuviste esta vez?)

Después de que todos haya tenido la oportunidad de escribir sus respuestas, las compartiremos. Si la reunión fue amistosa, haremos que todos simplemente lean lo que escribieron. Si la reunión fue estresante o polémica y queremos sacar ventaja de el anonimato, recolectamos los papeles y el moderador de la reunión los leerá en voz alta.

Este es un truco que aprendimos mientras hacíamos un proyecto en la escuela de negocios de Harvard años atrás. Uno de los profesores usaba una ligeramente modificada versión de esas preguntas al final de cada clase, recolectando las respuestas y viendo a que clase los estudiantes creían que acababan de asistir.

Encontramos que no es tan inusual descubrir que diferentes personas en la sala han asistido a reuniones completamente distintas. La gente se sorprende por las cosas que otras personas toman como ciertas. Las personas se llevan distintos énfasis acerca de lo que se discutió. Los temores y preocupaciones de las personas se ven reflejadas en sus llamativas preguntas.

Con un grupo de 5 personas, probablemente necesites 10 minutos para el ejercicio — 15 o 20 minutos si hay 10 o mas personas en la sala. Alentamos la discusión sobre lo que la gente escribió, particularmente preguntando porque determinadas cosas fueron una sorpresa. (A menudo nos sorprendemos por algo que es tan importante o más importante que lo que nos había sorprendido — algo se nos escapó del radar y queremos saber porque)

Podríamos sólo hacer que todos simplemente digan lo que escribieron pero descubrimos que escribirlo produce diferentes respuestas. Cuando vos escribís algo, no contas con el beneficio de ser influenciado por las respuestas de otros. Curiosamente, mientras no vigilamos a la gente descubrimos que son honestos y leen lo que escribieron en vez de cambiar su respuesta luego de haber escuchado a otros. (Ocasionalmente, algunos dirán, ¨Bueno, escribí [lo que sea] pero ahora escuchando lo que otras personas dijeron, diría también que [alguna cosa más]¨ ) Encontramos que hacer que las personas escriban sus respuestas antes de compartirlas en grupo es una gran forma de evitar ser influenciado por las perspectivas individuales de un tema.

Es una gran manera para nosotros de descubrir si estamos todos en la misma página. Nos ayuda a comprender cuales son las preocupaciones, entonces podemos ser sensibles a las necesidades del grupo y a donde las prioridades están. Una simple herramienta que produce gran valor. Imposible no amar eso…

*Nota: Esta es mi versión en español del artículo de Jared Spool ¨The One-Minute Test¨. El objetivo era hacerlo accesible a diseñadores o profesionales que hablan español. Soy argentina así que podes encontrar regionalismos en el texto. Si tenes alguna sugerencia que pueda mejorarlo no dejes de contactarme. Si podes y tenes ganas de traducirlo a otro idioma sería muy bueno. Las habilidades blandas y la empatía son cosas que también debemos ayudar a construir.

*Note: This is my spanish version of Jared Spool´s article ¨The One-Minute Test¨. The goal was to make it accesible for spanish speaking designers or professionals. I´m Argentinian so you may find regionalisms in there.If you have any suggestions to improve the translation, please reach me. If you are able to translate it in another language and feel up to it, I encourage you to do so. Soft skills and empathy are things that we also need to help building.