Coaching: ¿qué es? y ¿qué no es?

Vamos a hablar claro, ¡el coaching está de moda! y cuando algo está de moda… surgen rumores y chismes que enredan más todo. E incluso se pueden generan expectativas que no caben.

Por eso me pareció apropiado explicar brevemente qué es y qué no es coaching, desde mi punto de vista.

Coaching viene de la palabra en inglés Coach (Entrenador) y surge justamente de traer esa figura tan importante para los logros de los atletas de alto desempeño, al mundo personal y empresarial. John Whitmore en su libro “Coaching for performance” lo define como:

“Una forma suave de despertar la conciencia sobre los desequilibrios existentes y de ayudar a que la persona encuentre un camino hacia delante que resulte provechoso para su trabajo y su función en la sociedad”.

Pero si necesitas un concepto más wikipedia-like, acá te dejo un compendio de varios conceptos que encontré y formulé:

“Proceso interactivo basado en conversaciones. Se utilizan distintas metodologías y herramientas de autodesarrollo, que se enfocan en ayudar a la persona a aprender en lugar de enseñarle, a través de la escucha activa, preguntas de indagación y feedback del que recibe Coaching para que la persona (o grupo) pueda encontrar el mejor camino para desbloquear su potencial, optimizar su rendimiento y afianzar su autoconfianza en el recorrido hacia el objetivo que desea lograr.”

Como comenta Eugenio Marchiori en La Nación (Argentina), el éxito del proceso de coaching — porque como dijimos arriba es un proceso — depende de distintas variables: la metodología y recursos que se apliquen, el contexto social y cultural donde se lleve a cabo, el estilo del coach (la persona que facilita el proceso), la actitud del coachee (la persona objeto del coaching) y el tipo de relación que se establezca entre ambos.

Entonces, es importante recordar que:
El coaching no es… terapia. (Psicología)
El coaching no es… mentoring. (Aunque tienen algunas cosas en común)
El coaching no es… proporcionar soluciones.
El coaching no es… asesoramiento ni consultoría.
El coaching no es… tutorear.
El coaching no es… desarrollo individual.
El coaching no es… autoayuda.
El coaching no es… counceling.

Actualmente existen varias escuelas de Coaching con distintas posturas que se complementan pero que no cambia su esencia en la práctica y en los resultados extraordinarios que genera siempre que se realice con un Coach profesional debidamente certificado.

Ya para terminar, cito a la Coach Madrileña, Miriam Ortiz de Zárate “Después de 30 años de vida, podemos decir que el Coaching ha venido para quedarse, se encuentra en perfecto estado de salud y en un proceso de desarrollo imparable. Si bien encontró en el mundo de las organizaciones un lugar en el que crecer y desarrollarse, hoy se extiende en otras direcciones y cada día vemos nuevos
aportes y propuestas aplicadas a otras áreas”

Gracias por leer y si te interesa el tema, además de seguirme puedes dejar un comentario en el blog, instagram, facebook o twitter y conversemos — Café de por medio.

Foto: Lorena Goa

_____
Fuentes consultadas:
“El coaching y la transformación de líderes verticales a humildes” Eugenio Marchiori LA NACIÓN. Domingo 28 de Febrero de 2016.

“Coaching for Performance: GROWing Human Potential and Purpose — The Principles and Practice of Coaching and Leadership, 4th Edition” Robert Whitmore (2009)

Psicología y Coaching: marco general, las diferentes escuelas” Miriam Ortiz de Zárate Capital Humano N° 234 (Mayo, 2010)