Checa si tu hijo es un malcriado

Hay grandes retos en la vida, estudiar, terminar una carrera, sacar las responsabilidades del trabajo; todas son difíciles, pero palidecen al mayor desafío de todos, criar y educar a un niño.

Los padres tendrán muchas fallas, pero el primer paso para aprender y rectificar esos errores, es darse cuenta de que no lo están haciendo bien. El segundo paso será detectar qué es lo que se hace mal.

¿Ya sabes lo que estás haciendo mal? Lo sabemos, no es tan fácil como todos piensan, así que te daremos una manita.

Aquí tienes 10 señales que indican que tu hijo está malcriado:

  1. Los berrinches son frecuentes. Las rabietas, tanto en público como en casa, son la señal más segura de que un niño está mimado.

2. Nunca está satisfecho con nada. Los niños consentidos a menudo si ven a alguien más con algo, ellos van a querer eso en lugar de lo que ya tienen.

3. No ayuda en casa. Seamos honestos, a ningún niño le gusta limpiar, pero debería estar dispuesto a ayudar con tareas pequeñas, como recogiendo sus juguetes y guardando sus zapatos.

4. Intenta controlar a los adultos. Los niños mimados no ven diferencia entre sus iguales y los adultos, y esperan que ambos los escuchen en todo momento.

5. Te avergüenza de forma frecuente en público. Nadie es perfecto, lo sabemos, una equivocación está bien, tal vez dos o tres, pero cuando la situación indica que tu hijo te avergüenza a propósito en público para llamar la atención, eso ya no está bien.

6. No comparte. Compartir es un concepto muy difícil de enseñarle a los niños, pero una vez que cumplen 4 años, deberían estar más dispuestos a compartir sus cosas con sus amigos y hermanos, ¡dejen el egoísmo niños, por favor!

7. Tienes que rogarle. ¿En serio? Los padres o tutores son figuras de autoridad y los niños deberían obedecer cuando les piden algo. ¿Dónde se ha visto que un padre le ruegue a sus hijos para que terminen de realizar una tarea?

8. Te ignora. A ningún niño le gusta escuchar la palabra “no”, pero que no le guste es una cosa y otra muy diferente que te ignore. No debería ignorarte cuando hablas con él.

9. No juega solo. A partir de los 4 años, un niño debe poder y estar dispuesto a jugar por su cuenta durante un tiempo. Que necesite a un padre o un compañero de juegos para jugar demuestra su necesidad de atención.

10. Tienes que sobornarlo. ¡Criminales! No tenemos porque sobornar a nuestros hijos con dinero, golosinas o juguetes para que hagan las tareas diarias, o sea, ¿quién se creen o cómo?

Fuente: http://taispd.com/

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.