Driverless Cars

La tecnología y el internet de las cosas nos siguen sorprendiendo y aún más la forma en que están revolucionando las industrias. El sector de transportes se ha mantenido bajo el mismo método por años y es muy probable que veamos un cambio fuerte en poco tiempo. Sin embargo , en esta ocasión tendrá una curva de adopción bastante más acelerada de lo que imaginamos.

En México, ya han surgido varios servicios nuevos de transporte gracias a la conectividad a internet la cual es cada vez mayor. El ejemplo más claro : Uber, el cual en menos de 6 meses ya tenía miles de usuarios gracias a que cada vez más mexicanos cuentan con un smartphone y acceso a inernet.

¿Ahora qué pasa con los vehículos autónomos que están en desarrollo? Estos vehículos podrían ser el nuevo modelo y la solución a varios de los problemas como el tráfico y el estrés que éste genera, los altos costos en seguros, la contaminación y la eficiencia de traslado de un lugar a otro.

Actualmente empresas como Apple y Tesla Motors están trabajando en modelos de vehículos autónomos. Dentro de los 4 modelos hasta ahora propuestos, se encuentran los vehículos tradicionales, los familiares autónomos, los compartidos y los vehículos “pooled shared” (equivalentes a uber pool). Me parece que los vehículos autónomos compartidos podrían adoptarse en una etapa más temprana, ya que estos podrían reemplazar el metrobús o los camiones que hoy en día son servicios inseguros, que contaminan mucho y la experiencia de usuario no es nada óptima, sin embargo como representan el mayor volumen de usuarios, digamos que podría haber un cambio en el 80% de éstos. La gente lo utiliza por el bajo costo que representa en sus bolsillos para poderse trasladar de un lado a otro, pero si éstos son equivalentes o menores ¿por qué servicio optarán? . En temas de traslados para el trabajo y eventos sociales , los vehículos autónomos “pooled shared” podrían cobrar un 70% del uso y adaptación en el mercado mucho más rápido. Los vehículos familiares y tradicionales , podrían encontrarse entre el 30% y 40% de uso , ya que los intereses y horarios son diversos, tales como entrada al trabajo y a la escuela o acudir a un hospital para lo cual no tendrías tiempo para estar esperando o bien temas de estatus social donde el vehículo autónomo seguiría siendo un “objeto” de lujo, posicionamiento y performance social.

Impacto en la economía de México

En México, gran parte de la economía se mueve gracias al cobro de impuestos y servicios que se hacen relacionados en temas de transporte. Esto generaría un impacto fuerte en la baja de captación monetaria para hacienda y por lo mismo el gobierno puede llegar a retrasar el proceso de inclusión de vehículos autónomos hasta que encuentre nuevos métodos y tenga la capacidad e infraestructura para adaptarse a este gran cambio y seguir subsitiendo.

El impacto que podrían tener los vehículos autónomos en México sería enorme ya que actualmente las ciudades se encuentran tapizadas por miles de negocios que dependen del transporte como lo conocemos hoy en día y a su vez generan empleos, como son los estacionamientos, gasolineras, talleres y carreteras ,entre otros.

Comencemos por mencionar que hoy en día más del 70% de la población del país se traslada de un lugar a otro por medio de servicios de transporte públicos los cuales están subsidiados por el gobierno y a su vez esto permite que la gente pague montos pequeños. Ahora bien, si el gobierno adpota este nuevo modelo de vehículos autónomos sería un gran beneficio para la gente ya que los costos se reducirían a menos de la mitad, siendo así mucho más accesible, pero tendría como repercusión una gran baja en la captación de pagos e impuestos.

A mayor escala, el gobierno tiene ingresos altísimos hoy en día a través de pagos como la tenencia, refrendo, licencias y permisos, sin mencionar también lo que conlleva que el uso de camiones, coches y más, requieren al 100% de gasolina y el gobierno es “dueño” de gran parte de estas gasolineras. El ejemplo más claro PEMEX. PEMEX, organismo paraestatal encargado de la extracción y procesado de petróleo y gas, tendría que reinventarse prácticamente ya que estos vehículos autónomos ya no requerirían de gasolina, si no de energía eléctrica y baterías, por ende PEMEX como lo conocemos hoy en día dejaría de generar ingresos importantes para el país. Simplemente porque la exportación de crudo tiene un peso importante en la economía del país y si éste ya no es necesario refinarse para hacer gasolina porque a nivel mundial la tendencia está cambiando al uso de vehículos autónomos que utilizan energía eléctrica, entonces recibiremos un gran golpe económico particularmente en las finanzas públicas, donde la dependencia de los ingresos fiscales petroleros se encuentra actualmente cerca del 35%.

El oro negro es tan importante para todos los países (sean desarrollados o no), que podemos darnos cuenta de todos los grandes intereses que giran alrededor de este energético, como los grandes conflictos bélicos , etc… y esta industria está próxima a tener sufrir un cambio importante.