Ahí donde suenas

Espíritu de mi silencio, te oigo
Pero temo acercarme a ti
Y no saber donde comenzar
No saber por donde empezar

En algún lugar del desierto existe un bosque
Hay un acre ante nosotros
Pero no sé donde comenzar
Por donde empezar
Nuevamente he perdido mi fuerza
Está cerca, vieja yegua con el viento en la cabeza

Guayabas y lirios en tu mesa
No reconozco fábula y realidad
Una amiga es una amiga
Pero sabemos que todo termina

Hogar veloz que me encuentra, sé mi guardián
Silueta de cedro
¿Qué canción se le canta a los muertos?
¿Por dónde empezar?
Veo la luz señal en mis ventanas, que son tuyas también
No hay nada que probar

Te perdono, madre, te oigo
Quiero acercarme a ti
Pero todo camino lleva a un final
Tu aparición me pesa en la esperanza
Jóvenes astros, seis ellos

No nos verás de nuevo, no nos veré tampoco