Programar es dar acceso a un mundo de oportunidades…

Programar es darle chance a alguien de poder visualizar e interactuar con el conocimiento. Muchos dicen que programar se limita en saber comunicarse con las máquinas. Mi opinión es que es mucho más profundo: la programación tiene fundamentalmente un potencial comunicativo que va mucho más allá de cualquier idioma. Programar es traducir en código -un lenguaje universal- ideas, estructuras mentales o sea todo lo que constituye el conocimiento, para poder difundirlo con cualquier persona a través del planeta. El código demuestra que las ideas y diferentes esquemas mentales no solo se pueden expresar a través de un idioma definido y limitado a una zona geográfica. Tanto como una pintura puede llegar y conmover a cualquier persona en el mundo, provocarle un sentimiento o transmitir una idea, el código hace visible y hace realidad la infinidad de ideas que hacen la mente humana. Se materializa visualmente en cada página web que podemos encontrar.

Siento que aprender a programar es crucial porque nos permite ser parte de un cambio. Un cambio tanto individual — manejar el lenguaje universal que es el código empodera claramente- como global. El mundo es más y más un mundo de tecnologías. Entender cómo funciona el mundo tecnológico que nos rodea es poder inventarlo en conjunto para poder darle un uso útil, solidario, y también generoso.

Quiero poder involucrarme al nivel técnico en proyectos de difusión del conocimiento porque veo la educación como la mayor arma política en contra de la ignorancia y violencia. ¡La tecnología es nuestra oportunidad, tenemos que aprovecharla!