Venezuela: puntos de venta sin ventas

Hoy buena parte del país colapsó porque fallas en el sistema de puntos de ventas impidieron que la gente pudiese pagar. De esas historias están llenas las redes venezolanas el día de hoy. ¿Cuántos se quedaron sin poder pagar algo o perdiendo horas hasta completar una transacción?

Cuando se trata del Gobierno, todo es tan falso que pasadas las 10pm de un viernes, desde Miraflores, anunciaron que “harán una investigación exhaustiva para determinar las causas” que originaron el colapso comercial y bancario de hoy… cuando ya en horas de la tarde habían dicho que “100% seguro” se trataba de un “sabotaje cibernético” con el fin de dar un “golpe de Estado financiero” y atentar contra la paz de la República. Van a investigar algo que ya juzgaron y sobre lo que ya hicieron propaganda. Olvídense de una investigación independiente y declaraciones de los implicados que le lleven la contraria a la versión oficial. De hecho, hoy les tiraron al Sebin para amedrentarlos y mañana deben ir obligados a una reunión oficial para rechazar el sabotaje, aún sin demostrarlo.

Todo es tan falso que el golpe de estado, intento de magnicidio, desestabilización, sabotaje, conspiración en marcha, lo atienden desde un programa de televisión, al aire, en medio de un espectáculo que no se parece en nada a lo que la gravedad de los anuncios exige.

Todo es tan falso que el “100% de seguridad” sobre el sabotaje lo anunció Manuel Fernández, presidente de CANTV (una de las implicadas), y autor de la mentira reciclada, en 2015 y junio 2016, de que “en las próximas semanas duplicaremos el ancho de banda del país”.

Todo es tan falso que el Gobierno sabe las causas y las oculta, porque los señala a sí mismos. El sabotaje tiene su origen en la casi nula cantidad de dólares aprobados al sector informático y de telecomunicaciones desde 2013, en cerrar la posibilidad de inversión y escalamiento de la infraestructura digital para atender el nuevo volumen de demanda, en el hecho de que no haya suficientes billetes físicos en la calle pero sí 200% más dinero falso que en el mes de septiembre, así que se multiplican las transacciones por minuto, lo que desencadena un colapso.

Todo es tan falso que en una misma semana han culpado a Obama de la escasez, a Lilian Tintori de la falta de medicamentos, a Salas Römer por una inundación en Carabobo, a una web por el precio del dólar, a Cúcuta por la falta de efectivo y a este supuesto sabotaje por la caída de un sistema sobrecargado y que ya presentaba fallas desde ayer.

Porque el Gobierno miente.
No importa cuándo leas esto.