LO IMPORTANTE DEL ÁRBOL

Los árboles intervienen en el ciclo del agua. Las raíces retienen el agua de lluvia permitiendo que ésta se filtre lentamente a través del suelo hasta los acuíferos y que se dirija despacio hasta los ríos, manteniendo estable el caudal y evitando sequías e inundaciones.
Refrescan el ambiente. Las plantas, además de la fotosíntesis, desarrollan otros procesos como la evapotranspiración. Las hojas liberan vapor de agua que refresca el aire y lo humedece. Si plantas árboles alrededor de tu casa puedes refrescarla de un 10% a un 50%. De esta manera se reduce el uso de los sistemas de refrigeración que también contaminan el ambiente.
Los árboles disminuyen la contaminación. Las hojas de los árboles retienen las partículas de polvo que flotan en el aire, evitando que las inhalemos al respirar.
Planta árboles en hilera, de esta manera funcionarán como una barrera contra la materia particulada en la atmósfera.
Oxigenan el aire. Las hojas fijan el CO2 atmosférico, el cual es un producto residual del metabolismo humano y animal y de la quema de combustibles, además de producir grandes cantidades de O2 necesario para la vida.
Reducen la contaminación sonora. Las grandes masas de hojas funcionan como amortiguadores del ruido generado por el tránsito, las industrias y el funcionamiento de la ciudad.
Son pequeños ecosistemas. Cada árbol funciona como un verdadero ecosistema, sobre él viven pájaros, insectos y a veces otros vegetales que interactúan entre sí. Al talar un árbol desaparecen cientos de otros seres vivos que habitan en él.
Protegen el suelo. Evitan la erosión y el desgaste de los suelos, "sosteniendo" las partículas del suelo con sus raíces.

PUBLICIDAD

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.