El sol se apagó en Manchester

Gigantes de Manchester

Niños… ¡no con los niños!
El llamado a la violencia desde muchas décadas es parte -tristemente- de nuestra historia cotidiana.

Los componentes acotados de una falta de criterio y fundamentos lógicos se ven teñidos de sangre de inocentes. Hoy, niños. 
Siria, Afganistán… Manchester; nos estamos acostumbrando en nuestro andar a la desolación de las malas noticias. Nos dura unos días la conmoción, después surgirá un nuevo #Hashtag y eso será suficiente para sólo recordarlo en las tragedias al final del año.

Nos anestecia la música, los videos, los discursos… nuestra capacidad de asombro cada día mas se ve apaciguada por la inmediatez de las cosas, por la falta de principios y valores, por la falta de llevarlos al terreno de los hechos.

Que sea lo que sea pero con los niños, no. Ellos no tienen la culpa de nuestra pequeñez, de nuestra fragilidad, de nuestra aberración por no entender lo que tenemos que entender.

Dejemos que ellos sean quienes corrijan nuestro caminar o nos lleven en sus hombros hacia nuestro final, pero demos a ellos la oportunidad de hacer, de pensar pero sobre todo de ser.

Negociemos esperanzas.

Luis Miguel Salgado

www.luismisalgado.com