El Capital

El Capital, de Costa-Gavras, 2012. Una producción francesa para que este artesano del cine político nos relate sus preocupaciones por la corrupción del sistema capitalista globalizado. “Mi trabajo es volver más rico a los ricos y más pobre a los pobres. Soy un buen banquero” reflexiona el ambicioso protagonista y creo que es una buena definición. Al final es aplaudido por el directorio y los accionistas del Banco, por ser El Salvador, una especie de Robin Hood a la inversa. “Le robo a los pobres para darle el dinero a los ricos”. Tiene aciertos, con mucha sátira, para quienes gustan de este cine comprometido con la realidad política y el papel corrupto del capital en manos de los mafiosos banqueros y los especuladores…