Mi meta es ser mejor que ayer y es algo que me repito todos los días.

Te reto a que tu punto de comparación sea la persona que fuiste ayer y no alguien más.

Ejercicio: cuando te levantes, párate frente al espejo, mírate y preguntate ¿Para qué me levanté hoy? Lucha contra las respuestas habituales como «tengo que ir a trabajar» y encuentra tu finalidad en ese día. Siempre hay algo que conseguir y lo dejamos detrás de metas intrascendentes.

Si dentro del ejercicio sientes que no puedes continuar, detente y realiza 3 respiraciones profundas, relájate y deja fluir las ideas.

¡Te deseo una vida exitosa!

#SoyEmprendedor

Like what you read? Give Luisso Victorica a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.