Estamos bien

- Estamos bien por ahí ?- es lo que siempre te pregunta Pablo cuando te ve con cara de pedir algo. Pablo, es mozo en el bar San Bernardo y para mi es el mejor mozo del mundo.

El bar San Bernardo es de esos lugares que tiene muchas particularidades. Uno entra y ve que tiene plaquetas de bronce anunciando que un sector lleva el nombre de alguien, como una tribuna de cancha. Es un bar de barrio con escolazo, viejos, olor a café, ruido de cubiletes y fichas de dominó mezclado con jóvenes que van a tomar una birra, jugar al ping pong o pool, hipsters, pibes de barrio, gente cool. Esta mezcla da un resultado incierto. Pero lo que mas me gusta de San Ber son los mozos todos vestidos de negro; están los que ya son como parte del lugar y otros que empezaron hace poco y son de mi edad. Pero todos tienen la misma costumbre de ir cobrándote lo que consumís a medida que te lo traen, algo no tan común en otros bares. Pero entre todos los mozos esta el que para mi es el mejor mozo del mundo que es Pablo. Él es de pocas palabras. Cuando le preguntas algo responde cortito y al pie. El otro día le pregunté cuanto tiempo hacía que trabajaba en el San Ber y me respondió que solo labura hace un año. La verdad me sorprendió, por que para mi laburaba hace 30 años por la forma de atender. Él no me cobra las cosas cuando me las trae, me dice que las anote en una servilleta, de esas que no te limpian sino que esparcen la mugre. Cuando voy y no hay mesa, no sé cómo pero el fabrica un lugar para que nos sentemos. Con su camisa negra, sus anteojos de viejo y su hiperactividad pero calma al mismo tiempo, él siempre me hace sentir como en mi casa. Y nunca deja de preguntar sí — Estamos bien por Ahí

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.