Ese corazón tiene que sanar

Siento que si aprieto los puños de mis nudillos se desprende una nieve que brilla tanto como mis ojos al escuchar un canto. 
Sé que inflando las mejillas casi tiñendolas de sangre pura puedo sentir como en mi cabeza resuenan tambores y hace eco un gato ronroneando y arañando mi boca por dentro queriendo llegar a las orejas al sentir el temblor.
Que si cierro los ojos puedo ver como miles de estrellas en un cielo infinito me saludan al final de la canción de los nudillos.
Una vez una persona dijo "ese corazón tiene que sanar" y aunque mas que dirigido a mi iba a un personaje literario, yo lo tomé personal. 
Esa persona me regaló vida.
Entonces ahora cada tanto me digo: "ese corazón tiene que sanar, Lucila" 
Una vez se lo dije a una amiga muy especial y así fue creciendo mi fascinación por aquella frase.
Sé que estoy cerca de sanarlo. Quizá incluso ya esta sano.

Recuerdo que cuando estaba internada me di un abrazo que para mi quedó infinito, si toco el aire lo palpo y siento mis huesos apretujados. 
Esos abrazos son los que dan vida. Ahí me enseñaron a vivir. Ese abrazo me dio mas vida que los psiquiatras y psicólogos.
En dbt me enseñan que vivir el momento es la mejor solución. Yo vivo cada momento sintiendo ese abrazo que fue el mas sincero que me dieron. Porque eramos 5 personas rotas que unieron sus partes y una salió a enfrentar la vida después de días intensos (una, yo)
Quizá los caminos no siguieron con las cinco juntas, quizá quedamos pocas pero queda en mi el "sobrevivimos... Y ahora?" que significó.

"Aquella estrella de allá" 
A veces en mi mente reproduzco canciones que no recuerdo de donde vienen pero siempre llegan acompañadas de aromas o imágenes. 
Aquella estrella de allá era la frase que se repetía en mi mente con una melodía suave que hacia a mi corazón sentirse nostálgico. Pero no, no venia sola. Venia con la imagen del sillón de madera con almohadones verdes de flores que teníamos en mi casa cuando era chica. 
Peter pan. Y la opresión en mi pecho fue tan real que se me llenaron los ojos de lágrimas.
Mi infancia, mis viejos, mi adolescencia, mis libros, mis peliculas, mi casa de Castelar, la obra de teatro, la otra obra de teatro, Ángela, las canciones, los escritos, mis 15... Todo en mi es peter pan. 
Desde que era un bebé hasta ahora que soy un adulto (ponele) todo en mi es peter pan.
Peter es la viva imagen de mis papás y por eso lo amo tanto.
Mi mamá esta a punto de cumplir 50, mi papá tiene 46. No importa, yo siempre los vi jóvenes. Siempre me transmitieron que la vida tiene ese lado de niño interior que nadie debe sacarte... O que quizá todo debe sacarte. 
Mis papás me ponían esta película cuando era chica me llevaron a ver la obrita de teatro, me compraron los libros cuando fui mayor. 
Ellos siempre fueron aquella estrella de allá.

Quizá entre tantos recuerdos me pierdo y me veo a mi durmiendo en Monte grande con el dedo en la boca (eso no cambio) escuchando el arrorro. Me veo a mi muy ilusionada comprando al pato Renato que era un ruloso; a mi peleando con mi hermana y mi prima los miercoles en lo de mis abuelos pero siendo tan feliz que estallaba en bronca (porque simplemente de alguna forma tenia que estallar). Y también cuando aprendí que puede doler, llorando porque me ardían las lastimaduras de la cabeza cuando me pasaban el peinefino. (Cosa que tal vez parece estúpida pero a mi me dolía tanto tanto y me traía tantos problemas en mi vida social que si hubiese tenido en mis manos la frase "ese corazón tiene que sanar" la hubiese usado o quizá cambiado corazón por cabeza)

Una amiga muy importante, esa que uno generalmente llamaría "mejor amiga" pero que yo, rebelde, jamas llamaría así. Esa que es hermana, esa que te hace sentir única, especial y que sentís que tenes tiempo infinito con ella... Me dijo: "a vos Bariloche te queda chico. Vos sos original. Fuera de lo común"
Mas allá de Bariloche. Tema encerrado en una cajita de "ya va a pasar..."
¿Soy original? ¿Soy fuera de lo común?
Ella, por ejemplo, es fuera de lo común y sin quererlo.
Por alguna razón las estrellas nos sacaron parte de nuestra vida, y nos metieron siendo de forma triangular en un molde redondo.
Entonces... ¿Soy fuera de lo común? ¿Ella lo es? ¿O al serlo ambas se anula la originalidad?
¿Sera que se cruzaron las estrellas?
Somos cáncer y Escorpio asi que espero mucho de nosotras.

Yo doy, y a mi me devuelven brillo dorado. 
Mis amigas, mis mejores amigas... Esas que viven dentro de mi celular o algún día en la realidad...
Ellas me aceptaron. (Aunque yo fui de las creadoras del grupo)
Y quizá aquel es el problema.
Jamas me sentí aceptada en ningún lugar.
Siempre me di por vencida antes de presentarme.
Quizá soy más, quizá soy tanto como ellas dicen. Pero no lo vi antes.

Mis hermanas suelen decir que soy la jodida de las tres. 
(Igual eso es porque mi hermana mayor no convive con ella misma) pero si, puede ser. 
Siempre fui la jodida, la oveja negra.
Y puedo cambiarlo. 
El corazón tiene que sanar, si. Y ya sanó, gracias. 
Ya deje de ser la oveja negra. 
Pero lo voy a seguir siendo siempre porque me gusta ser así. Me gusta como soy y me siento orgullosa de mi y todos esos recuerdos que nombre me hacen ser "la loca" "la jodida" "la oveja negra" quizá soy tan la del medio que incluso soy mejor que el jamón. ¿Por qué? Porque me superé.

Like what you read? Give lulet a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.