Treguas

¿Qué hacen las 3 de la mañana otra vez en mi reloj?

El día pasó volando (¿o yo volé de él?), tratando de ocuparme en cosas.

Evité pen(s)ar de más. Evité cualquier sustancia. Evité el usual autoboicot.

Todavía me cuesta un poco dormir. Pero volví a comer.

Negocié una tregua con mi mente. Pero sabemos que persiste este problema de sobrepeso. Vos.

Abrazo y rechazo constantemente la idea de que ya no me pienses, de que te desvanezcas.

Soy ese cubo Rubik que empezaste y dejaste por la mitad.

Soy aquella que quisiste cuando no podía siquiera mirarse al espejo.

Soy la que derribó tus muros sin armas, antes de que decidieras huir, sin apagar las brasas.

Ojalá que alguna vez podamos respirar cerca, sin intoxicarnos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.