Carta a Diego

07 de mayo de 2017

DE: LUNA

PARA: DIEGO

Diego, aunque siempre tengo algo que decir, en este caso sucede algo extraño ya que las palabras se tarde en aparecer, en salir… lo sé, tres semanas es muy poco tiempo para sentir algo por ti —¿será correcto determinar el tiempo adecuado en el que deba comenzar a sentir? — mas cuando tu ausencia es lo único presente, debería cambiarte el nombre a “Diego el Efímero” o simplemente “El Efímero” mejor solo te llamo Diego porque tu nombre me encanta, de tanto mencionarlo le he conseguido un delicioso gusto, podría saborearlo todo el día, todos los días, porque siendo honesta es lo único que puedo saborear de ti; en la inmensa distancia te sentí un par de veces como si estuvieses aquí, y te soñé más veces de las que pude conciliar el sueño, en esos sueños tu voz era mi perfecto despertador, tus ojos eran mi linterna favorita color café, tus brazos fueron el mas cálido cobijo, tu boca fue mi inagotable manantial, y tu sexo fue una incansable maquina de placer… ¿ves cómo me he convertido en una especie de Víctor Frankenstein? En mis más profundos sueños te formaste a partir de piezas magnificas que te hicieron el ser humano mas increíble del planeta imaginario de Luna [PAUSA] Desperté, realmente desperté, y pude ver con claridad, esa claridad que solo aparece después de un bonito e intenso día lluvioso, y ahí me vi, me vi sin ti, entendí que no estás aquí ¡maldita relatividad! solo estas en mis mejores sueños y no aquí.

XXX.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.