Lenard encontró en la cama el cuaderno de Delia. La primera hoja tenia escrito en letra elegante y estilada la siguiente frase: “Una zona de perfecto confort es la soledad; no reclama no chista y sobretodo no recuerda ni olvida.”

Al lado envuelta en mantas e inconsciente por los somniferos Delia dormía y respiraba. A su lado un frasco derramaba pastillas como un cuerno de la abundancia.

Like what you read? Give Luis Mñz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.