Tiempo conmigo. Algunos le llaman soledad.

Aprecio y valoro ese tiempo conmigo, generalmente en silencio, escuchando mis pensamientos, escuchando mi voz silenciosa, esa que no se escucha.

A veces quisiera poder desconectarme y desaparecer de todo y de todos por unos segundos, horas y tal vez días. Dicen que de eso se trata la meditación pero yo de ese campo conozco muy poco y cuando me surge ese sentimiento lo que se me ocurre es tomar un carro y manejar sin rumbo alguno o tal vez con destino a un viejo y antes conocido amigo. No lo sé.

En silencio estar y escuchar. Escuchen. Es lluvia y esta oscuro. Si, ya lo confirmé. Afuera llueve. Adentro intento conectar con mi paz, respirar y relajarme.

“No venda su paz. No tan fácilmente” me dijo mientras yo escribía.

Ahora terminé.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Lydia Vargas M’s story.