Cosas de domingo

Ese domingo no habían discutido. Habían formado un equipo juntando ideas
durante todo el día para ganarle la batalla al aburrimiento y, hasta ese momento, habían salido victoriosos. Era ahora cuando empezaban a darse cuenta de que perderían el siguiente asalto.

La pequeña gran Lucía
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.