Boligrafos en la Cocina: como catar un vino y no morir en el intento.

El fin de semana fui a una cata de vinos, que más que cata fue un show-room donde la mayoría de casas productoras que tienen convenio con vinos américa van, muestran sus vinos y promocionan sus nuevos productos y, dentro me encontré con algo muy curioso, lo primero, si te ven joven asumen que solo vas a tomar y no sabes nada de enología y solo callándoles la boca con todo el acervo gastronómico que puedas decir puedes ganarte a los expositores, su atención, pero, sobre todo, el delicioso vino.

Lo segundo es que se olvida la manera correcta de catar un vino. Lo cual es muy simple y explicare en las siguientes líneas.

¿Cómo y por qué?

Muy simple, la cata de un vino, el poder ver realmente si un vino o no es muy simple, tiene la base en los sentidos, vista, olfato, gusto y tacto, dentro de la lengua podemos sentir las texturas del vino, y poder degustarlo, así como percibir sus aromas.

Vista.

Toda copa tiene que iniciar con la vista, porque no puedes enamorarte de algo sin poder verlo.

Poner la copa a contra luz ayuda a ver qué tan puro es el vino, si no tiene ningún elemento sólido, así mismo poder ver el halo, y la transparencia del vino, entre más transparencia el vino es más joven. Los colores dependiendo de la uva tienen que ser correspondientes, aunque claro, eso solo lo puedes identificar tomando mucho vino.

Lagrimas o Piernas del vino.

Así mismo en contra de una mesa o la manga de una camisa blanca, vemos el vino para poder apreciar el color del vino. Damos un pequeño paseo de la copa para ver las tan mentadas piernas del vino que no es más que las gotas que quedan de vino al inclinar un poco la copa, unas piernas delgadas que bajan rápido nos dicen que el vino no tiene muy poco glicerol aportando poca untuosidad en boca, pero con buen contenido de alcohol etílico, pero unas piernas gruesas y lentas hablan de un vino con mucho glicerol y con poco alcohol etílico.

Olfato.

No puedes decir que conoces a alguien si es que no reconoces su aroma.

El aroma de un vino dependerá mucho de la tierra en donde estaba la vid, como del clima y de la variedad de la misma, estos son los aromas primarios, y secundarios, flores, frutos, néctares.

El tiempo en barrica hace algo maravilloso en un vino, otorga un cuerpo más denso, pero también aromas terciarios, sabores a maderas tabacos y carbones.

Aquí, cada persona dependiendo de su paladar, distinguirá sabores, y lo que recomendó hacer para entrenar un buen paladar de un enófilo, es comer todas las plantas, frutos, cafés y especias que puedas, en crudo, y una por uno, identificar su sabor y aprender a identificarlo, así y solo así, podrás distinguir todos los olfatos que puede tener un vino.

En el momento de la cata donde usas el olfato existen dos pasos, uno es olerlo a copa quieta, antes de agitarlo, acercamos la copa a nuestra nariz e identificamos olores, después, agitamos la copa, y volvemos a captar aromas, así podremos descubrir todos los aspectos del vino.

Gusto y tacto

Una caricia, puede ser el gesto más dulce o el más amargo.

Probar el vino es la parte más sencilla, tomando el acervo gastronómico de sabores, podemos distinguir y rectificar si es que los aromas que teníamos en el paso anterior realmente están allí, diferentes métodos de guarda, vendimia y fermentación aportan diferentes tipos de sabores y texturas.

Por qué el vino tiene y deja texturas por la tanicidad, seca la lengua y deja un regusto astringente, te hace salivar o te invita a tomar más, esto es simplemente ver si es que todos los sabores y aromas se complementan.

Consejos te doy por que un buen enófilo soy.

Nunca tomes la copa desde arriba, desde el lugar donde está el vino, para eso existe el pistilo o el pie de la copa, para evitar calentar el vino, toma la copa de la manera las lejana al vino, asi como se ve en la imagen de arriva, donde el catador, esta correctamente tomando la copa.

No tengas miedo de preguntar de donde es una uva, o algún dato muy simple.

Si percibes un olor a trapo sucio o a huevo, el vino no estaba bien guardado y se oxigeno de más, echándose a perder, y hablando de guardar, preguntar cuanto tiempo puedes guardar un vino es total mente valido.

Y por favor siempre guarda el vino en forma horizontal.

En grande, la manera correcta de guardar vinos.

Y con una corta reflexion me despido

El mejor vino del mundo es el que termina con una botella vacia y compartiendolo con la mejor compañia.

Sin más que decir, cierro este pequeño articulo muy básico de como catar vino de la manera más pretenciosa que puedas.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

Si te gusto este escrito puedes darle ❤ , ayuda mucho a la difusión de mis textos. Yo se que al menos un ❤ merece esta explicacion tan vaga.