A vos

A vos, que esperás el regreso de los ausentes, que suspirás por el que ya se fue, por el que ya no vuelve; a vos, que sólo encontrás indiferencia en lo común, que te librás de la prisión en letras de canciones que alguna vez vivieron; a vos, con el alma preciosa, con la mente en ruinas, con los ojos tan lindos pero tan perdidos en el cielo…

A vos, que caminás por la calle con las manos entre los bolsillos, al azar… sintiendo la libertad y el sosiego que dejan en el alma esas caminatas sin destino alguno. A vos, que te sobra talento para vagar así, sin propósitos, sin metas, sin puertos de llegada; a vos, que te despedís si quiera sin un “Adiós”

A vos: corre, corre que la vida no sabe esperar.