LA ESTIMULACION TEMPRANA

Guiando sus pasos

Estimulación Temprana aquella actividad de contacto o juego con un bebe o niño que propicie, fortalezca y desarrolle adecuada y oportunamente sus potenciales humanos.

La misma se realiza por una parte, mediante la repetición útil de diferentes eventos sensoriales que aumentan el control emocional, proporcionando al niño una sensación de seguridad y goce; y por la otra, ampliándoles la habilidad mental a fin de facilitarles el aprendizaje, el desarrollo de destrezas para estimularse a sí mismo por medio del juego libre y del ejercicio de la curiosidad, la exploración y la imaginación.

El principal objetivo consiste en convertir la estimulación en una rutina agradable que vaya estrechando cada vez más la relación padres-hijo, aumentando la calidad de las experiencias vividas y la adquisición de importantes herramientas de desarrollo infantil.

DESARROLLO COGNITIVO

El bebé, desde que nace, se introduce en el conocimiento del mundo que le rodea: lo huele, lo escucha, lo mira y lo palpa. La estimulación de los sentidos del niño para que pueda percibir y relacionar los estímulos entre sí, es un acto cognitivo y perceptivo que estimula sus capacidades intelectuales.

Las caricias contribuyen fuertemente a conocer el mundo Las caricias y los masajes pueden estimular al bebé y colaborar en su desarrollo afectivo, cognitivo y motriz. Comenzar a practicar los masajes al bebé desde que nace es una ayuda valiosísima para favorecer sus primeras conexiones neuronales. Los masajes deben ser un juego para el adulto y el niño, además de un medio de comunicarse y estimular el desarrollo.

El lenguaje es igualmente importantísimo. Al niño se le debe hablar permanentemente, comentarle todo lo que se esté haciendo, cantarle y leerles desde que nacen.

El desarrollo del niño ocurre en forma secuencial, esto quiere decir que una habilidad ayuda a que surja otra. Es progresivo, siempre se van acumulando funciones primero simples, después complejas, por tanto no hay que abrumarlo

La dirección que sigue el desarrollo motor es de arriba a abajo, es decir primero controla la cabeza, después el tronco. Va apareciendo del centro del cuerpo hacia afuera, primero controla los hombros y al final la función de los dedos de la mano. Es muy importante que usted busque información acerca de la secuencia de desarrollo del niño en cada una de las áreas que éste ocurre.

DESARROLLO MOTOR

Para describir el desarrollo del movimiento se divide en motor grueso y motor fino. El área motora gruesa es la que tiene que ver con los cambios de posición del cuerpo y la capacidad de mantener el equilibrio. La motora fina se relaciona con los movimientos finos coordinados entre ojos y manos.

A. DESARROLLO MOTOR GRUESO

En su desarrollo la primera lucha del niño es la de sostener su cabeza, después sentarse sin apoyo, más tarde equilibrarse en sus cuatro extremidades al gatear y por último, alrededor del año de edad, pararse y caminar. Trabajar contra la fuerza de gravedad requiere de esfuerzo, por lo que el niño fácilmente se fatiga y se niega.

La capacidad de caminar en posición erecta es una respuesta a una serie de conductas sensoriales y motoras dirigidas a vencer la fuerza de gravedad.

B. DESARROLLO MOTOR FINO

El desarrollo motor fino comienza en los primeros meses cuando el niño descubre sus manos y a través de ellas comienza a experimentar. Una vez logra coordinar la vista con la mano, empezara a trabajar el agarre, el cual hará inicialmente con toda la palma de la mano y luego con los dedos, dando inicio a un proceso que significa que su coordinación perceptivo motora se aproxima cada vez más a la del adulto, movimientos de aferrar, apretar, soltar y lanzar objetos se afinan.

En esa etapa se desarrolla la habilidad de insertar y con ello la habilidad de dirigir la cuchara a la boca, el cepillo a su pelo y el teléfono a su oído.

Fuentes:
Manual de Estimulación Temprana
Arango, López, Infante.

Manual de Estimulación Temprana. Esos precisos primeros años
Uriarte Álvarez, Rosi