Entendiendo con un poco más de profundidad el sistema de movilidad sustentable de la Ciudad de Buenos Aires

Juan Martin Maglione

Para poner un poco de contexto, en 2009 comenzó la construcción de la Red de Ciclovías Protegidas. En Diciembre alcanzó los 230 km, conectando las 15 comunas de la Ciudad Buenos Aires y se estima llegar a los 250 km a fines de 2019.

Hace un mes, desde el portal de Datos Abiertos de la Ciudad de Buenos Aires, anunciaron la presentación de una nueva versión de la plataforma de datos abiertos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Estos datos pueden agregar valor y permiten una toma de decisiones mejorada, no solo al gobierno, sino a muchas organizaciones que interactúan en este ecosistema y con este público en Capital Federal.

Como ejemplo de esto, y de las últimas modificaciones realizadas a los datasets, decidí hacer una pequeña publicación demostrando algunos facts.


Después de realizar algo de limpieza y orden a los datasets, decidí ver algunas comparaciones entre 2017 y 2018 (más de 4 millones y medio de registros).

Comenzando por uno de los análisis más básicos (distribución en base a la edad de los usuarios) podemos ver que claramente los usuarios que más utilizan las bicicletas tienen entre 25 y 30 años.

Imagen 1: Histograma de distribución etárea

Esto parecería normal, y nos hace comprender que probablemente tenga lógica ya que esta gente es la que más se mueve en la capital debido a motivos laborales.

Yendo un poco más a detalle, la pregunta que vino a mi cabeza fue, pero de estos usuarios, ¿Quiénes usan más la bici, hombres o mujeres? Aplicando el nuevo atributo agregado podemos ver algo que llama bastante la atención:

El uso de las bicicletas por parte de los usuarios masculinos alcanza el 73,4 %, mientras que en el público femenino se observa un 26,6 %.

Imagen 2: Histograma de distribución etárea + sexo.

Esto lleva a hacernos un sinnúmero de preguntas:
(1) ¿Por qué ocurre esto?
(2) ¿Cómo podemos mejorar esto?
(3) ¿Qué estamos haciendo mal que no se puede lograr una adopción más pareja?


Continué los análisis para entender que pasaba una vez que los usuarios de este sistema se encuentran arriba de la bici, para contestar la pregunta: ¿Cuánto tiempo se utilizan?

Este gráfico implicó crear una columna extra al dataset para realizar un agrupamiento de los registros según el tiempo de uso, de la siguiente forma:
- Menos de 5 minutos
- Entre 6 y 10 minutos
- Entre 11 y 15 minutos
- Entre 16 y 20 minutos
- Entre 21 y 25 minutos
- Entre 26 y 30 minutos
- Más de 31 minutos

Podemos ver claramente que más del 33% de los usuarios utilizan el servicio por más de 21 minutos, y casi el 50% necesita las mismas solamente hasta 15 minutos.

Imagen 3: Tiempo de Uso.

Podemos concluir entonces, que la mayoría de los viajes realizados por los usuarios suelen ser de distancia relativamente corta.


Las preguntas que surgen entonces podrían ser las siguientes, ¿Hay alguna relación entre tiempo de uso y género del usuario?

En base al siguiente gráfico, podemos ver que:

A pesar de que las mujeres utilizan menos el servicio, usan las bicicletas por más tiempo, tanto los fines de semana, como en los días de semana.

Imagen 4: Tiempo de Uso por día de la semana.

También podemos observar que tanto los hombres como las mujeres utilizan por más tiempo el servicio durante los fines de semana, sin embargo el volumen total durante sábados y domingos es menor.


Como último análisis, y utilizando la técnica de heatmap o mapa de calor, para entender que día de la semana y a qué hora el servicio es más utilizado podemos ver que tanto para mujeres como hombres el día de más retiros es el miércoles a las 18 hs.


Conclusiones

En base a los análisis podemos afirmar que:

Los hombres tienen una tasa de utilización del servicio de bicicletas que casi triplica a la de las mujeres.

Esto plantea que es posible hacer muchísimas mejoras respecto al actual sistema. Seguramente sea posible realizar mejoras para atraer mayor público femenino y aumentar su usabilidad.

Las mujeres utilizan por más tiempo la bicicleta que los hombres, tanto en día de semanas como durante fines de semana.

Podríamos explicar este incremento en el uso en un factor que puede verse en los datos, y es que las mujeres generalmente retiran y devuelven la bici en el mismo punto, mientras que los hombres mayoritariamente retiran la bici en un punto y la devuelven en otro. Sin embargo, esto no es información suficiente para poder afirmarlo, ya que deberíamos analizar un número de variables que hoy no poseemos (velocidad, distancia, recorridos, etc.).

La franja horaria de mayor utilización durante los días hábiles de la semana se encuentra entre las 17 y 18 hs.

Esta información puede ser de gran utilidad cuando nos centramos en la logística y distribución de las bicicletas. ¿Se está haciendo correctamente? ¿Cuál es el porcentaje de veces que una persona no puede subirse a una bicicleta por encontrarse “sin stock”? Volvemos a clarificar que para poder tomar decisiones respecto a esto necesitamos mayor información.

Habiendo leído también que este servicio será tercerizado a una empresa de Brasil, ¿No es momento de comenzar a controlar estos factores a través de dashboards real time visibles para toda la comunidad? ¿Cómo podemos seguir incrementando el uso de bicicletas a través de actividades en las comunas, eventos o simplemente educando en la materia?

¡Ideas bienvenidas!

Juan Martin Maglione

Written by

Passionate about identifying and solving business transformation opportunities.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade