Nos faltó tanto.

Te quise decir esto hace tanto.

Cuando tu mano recorría mi cabello en busca de respuestas sin sentido mientras sonreías como loco con la intensión de hacerme reír, fue ahí cuando me di cuenta que nos estaba faltando tanto.

Me faltó recordar nuestro aniversario, perdón, no soy buena con las fechas. También se me olvidaba tu cumpleaños, pero tu hermana me lo recordaba.

Me faltó quererte los fines de semana, cuando despertabas con esa misma cara que cuando me dijiste por primera vez «te amo».

Perdóname.

Me faltó darte ese abrazo cuando más lo necesitabas y tu canción favorita cuando bailabas.

Te faltó contar las veces que el coche se descomponía por culpa mía y siempre me ponía insoportable, perdóname.

Te faltó prepararme un té cuando de verdad estaba que sacaba chispas, en serio perdón.

Me faltó tanto. Me faltó corazón, tal vez ganas, me faltó censura y más relatos incomprendidos. Me faltaste tú cuando ni yo me podía encontrar.

Me faltó tanto, me faltó darte todo lo que siempre quisiste y soñaste, te faltó besarme, acariciarme, te falté yo.

Te falté yo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.