Dar pena, pulir pena

El mejor spot de Loterías, ever.

No es una corriente, ni un estilo. Es algo que lleva implantado en nuestro mundo años. Dar pena se lleva, se usa y abusa, en todo. Tanto en la publicad como en la sociedad. Y personalmente, no me gusta.

Hace años, unos antiguos compañeros hicieron el mejor anuncio de navidad que he visto en mi vida. El cliente compró bien la idea. Y seguramente, entre todos, esa idea sigue viva y estirándose.

Pero, de nuevo personalmente, ya no puedo más.

Buscar la lagrimilla, la patada en el alma o el susto al corazón, es una llave muy buena para quedarse en nuestro cerebro para las marcas. Pero cuando se abusa, cansa muchísimo.

Dicen que el mejor anuncio de Adidas es este. Y obviamente, no estoy de acuerdo. Sí, está bien rodado, me gusta la luz, la estética y el mensaje. Pero estoy harto del cómo. Otra vez, dar pena y resolver con el triunfo alegre del mundo, la vida, el cosmos,… lo que sea.

Creo, personalmente, que es mucho mejor dar risa a dar pena.

Hoy, y siempre, he preferido ver publicidad que te saque una sonrisa o una carcajada. Amo las películas de Pixar que te parten por dentro, la series que conmueven, las historias largas que te hace querer y sufrir con sus protagonistas.

Pero no esa publicidad. Un anuncio, en tele, en banner, en medio de un vídeo de youtube (WHY!) es mejor que te haga reír en los segundos que te “roba” a que te haga llorar.

¿Qué me gusta?

Bravo

Netflix. Hoy por hoy, son los maestros. Teniendo puntos más altos y más bajos, como todos. Pero buscando siempre el mismo camino. Usando perfectamente cada medio. Y riéndose hasta de ellos mismos.

Así sí

Al final, pueden sacar lágrimas, pero de la risa.

Like what you read? Give Tito Maldegorf a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.