El campo visual nos rodea, como la fuerza

Llevo dieciséis años en el mundo del diseño, la publicidad, la comunicación, los egos malos y buenos, el humo caro y los trabajos dignos que pasan desapercibidos por no saber “lucirse”. En esos años, nunca, NUNCA, he visto en 3D.

BOOOOOM

El tema de las gafas

Uso gafas desde que en EGB nos hicieron pruebas a todos, de muchas cosas, y detectaron que mis ojos ni fu ni fa. Corrijo, mi ojo. Sólo uno. Uno funcionaba y funciona realmente bien, pero otro va regulín tirando a cine antiguo con ruido en el fotograma.

Así que gafas para el niño. Gafotas. El raro. El primero en llevar gafas en su clase. El evento de la semana para los demás críos.

Con el tiempo eso se olvida, y ves como media sociedad está tan “ciega” como tu. Pero esos días, semanas, meses, no son dignas de recordar fuera del sillón de la doctora Melfi.

Ópticas de TV, sin médicos reales

Durante unos años fui a revisión. Luego lo dejé y me “medían” la graduación directamente en las fantásticas tiendas que me vendían los anuncios, algunos de los mismos los había hecho yo.

Craso error. Una década y pico así. Y mi vista, aunque enamorada de las pantallas retinas actuales, cada día estaba más cansada.

La optometrista

El palabro empezó a sonarme hace unos años, pero ahí lo dejé. Mientras tanto, me salté “revisiones”. Y poco a poco iba sumando cansancio. Volver a casa, cenar, dar biberón y ver un capítulo completo era un logro. El cansancio mental era una rutina cada día más larga y peligrosa.

La vista, de alguna manera, oxigena el cerebro. O eso entendí. Y si yo usaba un ojo al 200%, porque el otro no daba para mucho, el cerebro estaba reventado y yo con él.

Así que un día, como cuando decides ir al dentista porque de verdad, te da miedo comer una hamburguesa, fui al centro de optometría.

Y BOOOOOM, Episodio II.

El 3D es de ricos

Descubrimos que no sólo no veía bien y estaba machacándome por dentro. No veía en 3D. Y eso, con mi trabajo, no dejaba de ser curioso. En una escala de 1 a 10. Siendo 10 la vista normal, de espacios y dimensiones, yo estaba en el 2.

En el 2. El uno, desastre total, y luego viene el DOS. Ahí justo.

Vinieron semanas de trabajo. Días de entrenamiento visual. Conocer mis ojos, controlarlos. Separarlos de la mente y la razón (WTF muy gordo). Y decirles cómo quieres ver las cosas, que antes casi ni sabía que existían.

BOOOOOOM III

Hoy vuelo

Hoy por hoy estoy más arriba del 50% del tratamiento. El mundo me parece maravilloso y acabo de volver del cine de ver Guardianes de la Galaxia 2. Y soy muy muy feliz.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.