Maldita.es: quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos

Clara Jiménez Cruz, cofundadora y directora de Maldita.es

“¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?”. Hay preguntas difíciles y otras muy fáciles. Estas características son opinables. Y luego hay preguntas verificables.

De esas tres, dos son preguntas verificables; la tercera no, porque es un futurible. Me toca, como cabeza visible de Maldita.es, aclarar las dos primeras con datos y hechos contrastables y procurar clarificar la tercera que, si bien nadie podrá hacerle un fact-checking en estos momentos, servirá para nutrir la Maldita Hemeroteca. Muchas de las cosas que vais a leer aquí las hemos contado en nuestra web y en entrevistas, pero ante las preguntas que nos habéis hecho preferimos que estén aquí todas juntas reflejadas.

¿Quiénes somos?

Aquí hay que determinar el quienes; pero antes el qué.

Maldita.es es un medio de comunicación sin ánimo de lucro, constituido como asociación en el 27 de septiembre de 2018 bajo el nombre Asociación Maldita contra la desinformación: periodismo, educación, investigación y datos en nuevos formatos Sección: 1• 1 Número Nacional: 616385.

Aquí se pueden ver los estatutos de la Asociación.

En el afán de Maldita.es por ser transparente y fiscalizada por la sociedad civil, hace un año emprendió el camino de convertirse en una fundación. La Fundación Maldita.es contra la desinformación: periodismo, educación, investigación y datos en nuevos formatos, a la que sólo le falta conseguir que el Registro de Fundaciones otorgue un nº de registro y mientras funciona como fundación en proceso de formación. Aquí se pueden consultar los estatutos de dicha fundación en proceso de registro.

Somos el único medio español que formó parte del Grupo de Alto Nivel sobre ‘fake news’ y desinformación nombrado por la Comisión Europea en 2018 y desde junio de 2017, además, formamos parte del International Fact Checking Network como firmantes de su Código de Principios. El IFCN es una alianza de verificadores a nivel mundial que vela porque los fact-checkers hagamos bien nuestro trabajo: cada año pasamos un examen realizado por un asesor externo en el que se evalúa si cumplimos son los principios de imparcialidad y equidad; transparencia de organización y financiación; transparencia metodológica; y correcciones abiertas y honestas. El asesor que nos evaluó en la última ocasión fue Ramón Salaverría, profesor Titular de Periodismo en la Universidad de Navarra. Puedes ver esa evaluación aquí. Una vez que el asesor ha evaluado al verificador, el Consejo Asesor del IFCN vota en base a la evaluación si la organización cumple o no con los estándares del código de principios. Full disclosure: yo soy una de los miembros de ese Consejo Asesor y obviamente me inhibo no sólo en el voto de Maldita.es, sino en el de todos los verificadores españoles. Este escrutinio lo tenemos que pasar cada año.

Vamos al quiénes:

Yo soy Clara Jiménez Cruz, la presidenta de la Asociación Maldita contra la desinformación: periodismo, educación, investigación y datos en nuevos formatos; una de las patronas fundadoras de la Fundación Maldita.es contra la desinformación: periodismo, educación, investigación y datos en nuevos formatos; o para decirlo de una forma un poco más sencilla, la Directora y cofundadora de Maldita.es. Soy la imagen de Maldita.es y quien determina y ejecuta la estrategia global de la lucha contra la desinformación en nuestra organización. Colaboro con RNE, Onda Cero, Cuatro y Telemadrid de manera regular. Empecé mi carrera en Intereconomía haciendo un programa que se llamaba ‘Noche de Cine’ durante los años de carrera para acabar de becaria en laSextaNoticias, donde aprendí antes de irme a México DF con un convenio bilateral de mi universidad (la Carlos III) financiado por el Banco Santander con una beca extraordinaria por mis notas. En 2012 volví a España y mi carrera laboral se desarrolló en los programas de actualidad de laSexta; desde Debate Al Rojo Vivo a laSextaColumna pasando por laSextaNoche. En 2013 me uní al primer equipo de El Objetivo, donde desarrollé una sección de marca personal, pero eso os lo cuento en la sección “¿De dónde venimos?”.

En el trabajo diario de Maldita.es está su cofundador y subdirector, Julio Montes; vicepresidente de la Asociación y socio fundador de la Fundación. Julio es quien lleva el día a día de redacción y lo que se publica. Julio repartió el 20 minutos en la puerta del metro en la carrera (todo lujo de detalles en el quiénes somos) y entró de becario en laSexta, donde fue aprendiendo y progresando hasta convertirse en el coeditor de Debate Al Rojo Vivo. Julio, junto a Javier Gómez y Rubén Regalado, creó lo que ahora conocemos como laSextaColumna.

Aunque Julio y yo tengamos y asumamos la última responsabilidad de lo que se publica, existen otras personas que intervienen metodológicamente en el proceso, y dado que aquí pretendemos responder a todas las preguntas planteadas por Siniestro Total, tampoco estamos “solos en la galaxia”. Os presentamos a los miembros del equipo de Maldita.es que, según nuestra metodología pública y publicada, tiene voz y voto en el proceso de verificación de Maldito Bulo:

  • Nacho Calle es el número 3 de Maldita.es y el coordinador de la redacción y de Maldito Dato, la verificación política a la que se aplica esta metodología. Nacho ha trabajado en laSexta (2015–2018) y antes en Patrimonio Nacional (2011–2015), y es uno de los 8 periodistas que en España destapó Los Papeles de Panamá, investigación que recibió el premio Premios Pulitzer en 2017. Es secretario y fundador de la Asociación de Periodistas de Investigación (API) y es uno de los miembros de la Junta directiva de la Asociación Maldita contra la desinformación: periodismo, educación, investigación y datos en nuevos formatos.
  • David Fernández, @naroh, es nuestro ingeniero; nuestro jefe de máquinas. Ha desarrollado la mayor parte de las herramientas internas de nuestro equipo y también las que ponemos a disposición de la ciudadanía para comprobar lo que es verdad y lo que no lo es, como nuestro buscador, nuestra app, nuestra extensión o nuestra web. David fue candidato de UPyD y no lo oculta. Nunca. Se desvinculó del partido en el año 2016. También fue representante de España en la puesta en marcha de la campaña “No Hate Speech Movement” en el año 2013 contra el discurso del odio en Internet organizada por el Consejo Europeo. Es uno de los miembros de la Junta directiva de la Asociación Maldita contra la desinformación: periodismo, educación, investigación y datos en nuevos formatos.
  • Rocío Benavente es la coordinadora de Maldita Ciencia y está en el proyecto desde los inicios. Ha trabajado en El Confidencial y ha colaborado y colabora con Jot Down, la Agencia Sinc y Mujeres Con Ciencia entre otras. Además es miembro de la Junta directiva de la Asociación Española de Comunicación Científica.
  • Laura del Río es la coordinadora de Maldito Bulo. Trabajó como corresponsal en Berlín para la Cadena COPE entre 2005 y 2009, con colaboraciones para El Mundo y El Economista; y entre 2009 y 2018 fue redactora y editora en la Agencia Alemana de Prensa (dpa).
  • Laura Chaparro es la coordinadora editorial de proyectos de Maldita.es y actualmente también colabora con agencia SINC, Muy Interesante, El Ágora y RNE. Trabajó en Punto Radio, colaboró con El Español, Heraldo de Aragón o Materia de El País, y con esos reportajes ganó el Premio Fotón 2019, el Premio Boehringer 2018 y el Premio ASEBIO 2016. Entre 2018 y 2019 fue la jefa de prensa del Ministerio de Educación y FP.

Estas son las personas que tienen voz y voto en los desmentidos de Maldita.es. Nadie más. Los redactores (que puedes ver quiénes son aquí: público y publicado) que elaboran los desmentidos pueden sugerir y argumentar, pero no votar. Además, todas las personas que trabajan en o colaboran con Maldita.es se rigen por una política de neutralidad y apartidismo pública, publicada y accesible que establece que aunque los miembros de nuestro equipo pueden participar en manifestaciones sociales y políticas a título individual nunca lo harán en nombre de Maldita.es. Entendemos que, como miembros de la sociedad civil, los miembros del equipo pueden tomar partido en cuestiones políticas siempre y cuando lo hagan en su nombre y no en nombre de la organización. Además, si un miembro del equipo acepta algún tipo de cargo dentro de un partido político eso supone su desvinculación inmediata del proyecto. De la misma manera, si existe un conflicto de intereses entre algún miembro del equipo y un tema periodístico dicho miembro es apartado de la gestión de ese tema concreto para proteger la honestidad y la credibilidad de los contenidos de Maldita.es.

Desde hace meses nuestro comité asesor ha dejado de existir. Antonio Maestre, Carlos Hernández-Echevarría y Mario Vera aparecían como consultores externos en nuestra web, pero no votan los desmentidos de Maldita.es desde hace años y por eso lo hemos desmantelado. Estamos dándole vueltas a cómo conformar un comité asesor que recoja un espectro ideológico más amplio y multidisciplinar. Si tienes alguna idea es más que bienvenida en contacto@maldidta.es

¿De dónde venimos?

Julio Montes y yo hemos trabajado muchos años en laSexta. Una década. Nos pagó un sueldo, nos dio de comer, nos hizo ilusionarnos con la profesión, nos dio muchas oportunidades y nos enseñó mucho periodismo. Dejamos la cadena hace casi dos años.

Estos días hemos tenido que leer muchos comentarios sobre cómo somos “los perros del amo Ferreras” o las “putitas de Ana Pastor” con mucha pena porque tanto de Ferreras, como de Pastor como de otros profesionales como César García Antón aprendimos mucho en los años que pasamos allí y duele que te califiquen y califiquen así a gente a la que aprecias. Maldita.es y Maldita Hemeroteca siempre han sido un proyecto independendiente que nunca ha sido de laSexta.

Julio, yo y cualquier proyecto relacionado con Maldita.es llevamos desde el verano de 2018 sin aparecer en laSexta y las vinculaciones que a día de hoy se nos siguen haciendo con esa cadena son simplemente falsas: colaboramos diariamente con Julia Otero con Onda Cero y en RNE cada semana y salimos cada semana en Cuatro y Telemadrid, verificamos los debates electorales en RTVE, pero no nos verás ni en laSexta ni en Antena3 porque no nos han llamado desde 2018.

En 2018 tanto Julio como yo dejamos nuestros trabajos en Al Rojo Vivo y en El Objetivo entre otras cosas porque creíamos que Maldita.es tenía que, además de ser independiente (que ya lo era, nunca se nos dijo desde laSexta qué publicar y qué no), parecerlo y que nuestra labor no tenía sentido si formábamos parte de un medio que luego teníamos que verificar. Nos fuimos de manera voluntaria y con el sueño de crear un medio de comunicación sin ánimo de lucro, independiente y apartidista dedicado a la verificación del discurso público y político cuya misión fuera informar para y por su comunidad: Maldita.es.

Todo empezó una noche de cañas en el año 2014 en la que Julio y yo tuvimos una idea: “¿Y si creamos una cuenta de Twitter en la que enfrentemos a los políticos con sus contradicciones de pasado?”. Así nació Maldita Hemeroteca. Un proyecto anónimo que hacíamos en nuestro tiempo libre y que tuvimos de desvelar el día que Ana Pastor preguntó, en la redacción en la que yo trabajaba, que quién era Maldita Hemeroteca que les quería llevar al programa. A partir de ahí nos dieron el Premio Porquet, participamos en varios programas de la cadena y empezamos a colaborar en Julia en la Onda (Onda Cero) y en eldiario.es.

Durante años seguimos formando parte de laSexta y haciendo crecer la marca Maldita Hemeroteca de manera independiente. Sí, independiente. La marca Maldita Hemeroteca nunca ha sido de Atresmedia: siempre ha estado bajo la propiedad de Julio Montes y mía; al igual que el resto de marcas de Maldita.es, y esa ha sido nuestra manera de garantizar la independencia. En laSexta teníamos jefes, lo que hacíamos fuera como Maldita, en eldiario.es, en Onda Cero o en donde fuera siempre ha sido cosa nuestra. En 2018, con la creación de Newtral, Ana Pastor nos ofreció firmar un acuerdo muy beneficioso para Maldita.es e intregrarnos en su empresa pero finalmente no llegamos a ningún acuerdo por distintas razones, entre ellas porque no queríamos que Maldita.es fuera una empresa: tenía más sentido ser una organización sin ánimo de lucro como la mayor parte de los verificadores a nivel mundial.

Sin ánimo de lucro no significa que los periodistas no cobren: todos los miembros del equipo de Maldita.es, incluídos los becarios, cobramos. Sin ánimo de lucro significa que todos los ingresos se invierten en acciones que benefician a la comunidad: en nuestro caso, desmentir los bulos y las mentiras en el discurso público y político. Nadie en Maldita.es cobra más de 2.000 euros al mes. Los redactores fijos cobran el sueldo que fija el Convenio de Prensa Diaria y Julio y yo cobramos menos que eso. El objetivo es mejorar los sueldos y condiciones de trabajadores y colaboradores para poder seguir haciendo nuestro trabajo.

¿Y de donde sale el dinero?

De colaboraciones con medios y plataformas, talleres, becas, premios y de nuestra comunidad que dona de manera voluntaria para mantener Maldita.es. No tenemos publicidad ni muros de pago; creemos que lo que hacemos tiene que ser accesible para toda la población que lo necesite. Aquí están las últimas cuentas presentadas, de 2018. Dado que estuvimos en funcionamiento sólo unos meses con muy poco equipo cobrando son unas cuentas reducidas.

Aquí podéis ver de dónde salió el dinero de Maldita.es en 2019 y a qué se destinó. Siempre ha sido público y ha estado publicado en nuestra web. Nos creemos lo de la transparencia: cuando se presenten las cuentas de 2019 también serán publicadas.

Una pregunta habitual es cuánto nos paga Facebook por verificar en contenido dentro de la plataforma: esto está protegido por un acuerdo de confidencialidad pero hemos solicitado permiso a Facebook para poder contarlo. Desde 2019 formamos parte del programa de verificación de datos externo de Facebook que explicamos aquí. Maldita.es, como decenas de verificadores a nivel mundial, tiene un acuerdo con Facebook por el cual verificamos el contenido que se viraliza en su plataforma. Lo hacemos en base a nuestra metodología y nuestro trabajo se limita a redactar un artículo que desmienta el contenido en cuestión aportando las pruebas y categorizando dicho contenido como falso, parcialmente falso, titular falso… A partir de ahí es Facebook se pone un aviso al contenido para si quieres leer el desmentido de Maldita.es o quieres seguir leyendo lo que hemos calificado. Ni se borra el contenido y se puede seguir accediendo a él.

Es Facebook quien, además, toma una serie de decisiones: en primer lugar, avisa a todas las personas que han interaccionado con el contenido de que ha sido categorizado por Maldita.es; en segundo lugar, reduce su visibilidad en el feed hasta en un 80%, pero no lo borra, sigue siendo accesible y compartible; en tercer lugar, si la página que lo ha publicado es reincidente publicando desinformación, limita su capacidad de monetizar. Es decir, que Facebook le impide pagar publicidad dentro de la plataforma para que sus contenidos se vean más. Esta limitación es temporal y desconocemos cuánto tiempo aplica: es una decisión de Facebook, no nuestra.

¿A dónde vamos?

Pues a seguir haciendo nuestro trabajo: verificar las mentiras y los bulos con datos y hechos contrastados según nuestra metodología. No somos infalibles: nos equivocamos y cuando lo hacemos rectificamos admitiendo el error y reflejando en cambio allí donde se haya producido. Esto es público y está reflejado en nuestra política de rectificación, publicada en la web. Sirva esto y esto de ejemplo de cómo Maldita.es rectifica.

Ni los insultos, ni las amenazas, ni las mentiras con aspecto de artículo de noticias, ni las campañas orquestadas para desacreditarnos van a hacer que dejemos de hacer nuestro trabajo.

Y lo vamos a seguir haciendo respondiendo a nuestros principios:

Maldita.es es independiente: sólo se debe a su comunidad

Somos un medio independiente: no pertenecemos a ningún medio de comunicación, pertenecemos a la sociedad civil. Maldita.es no es una empresa, no es propiedad de nadie y no tiene ánimo de lucro. No se creó para ganar dinero y repartirlo entre sus accionistas. Creemos que Maldita.es tiene que ser de todas las malditas y todos los malditos que se sienten parte de la comunidad, que quieren luchar contra la desinformación y controlar que el discurso público y político para que no nos la cuelen.

Además, queremos que sean los miembros de la comunidad quienes sostengan económicamente el proyecto para mantener esta independencia, sin tener que vender la atención de nuestra comunidad a los anunciantes.

Podemos cerrar colaboraciones con otras entidades siempre que no supongan una pérdida de independencia en nuestra labor.

Colaboración y comunidad para acabar con la mentira

Contigo detectamos, verificamos, desmentimos y viralizamos la verdad. Maldita.es es posible gracias a vosotros, que colaboráis avisándonos de los bulos en circulación y ayudándonos con vuestros superpoderes a desmontar las mentiras. Además sois los que hacéis que la verdad llegué más lejos, difundiendo nuestros desmentidos y controlando a los políticos para que no manipulen los datos y los hechos. Una comunidad más fuerte e informada para que no nos la cuelen.

Estamos convencidos de que la batalla contra la desinformación es más eficaz y tiene más impacto si se hace desde la colaboración y cooperación, también entre medios.

Nuestra neutralidad constituye nuestra credibilidad

En Maldita.es creemos que la neutralidad y el apartidismo son imprescindibles para mantener nuestra credibilidad y la confianza de nuestra comunidad, nuestros mayores valores.

Como parte de la sociedad civil, los miembros del equipo pueden tomar partido en cuestiones políticas siempre y cuando lo hagan en su nombre y no en nombre de Maldita.es. Para garantizar que este principio se respete, los trabajadores de Maldita.es se adhieren a una política de neutralidad que puedes consultar aquí.

Somos transparentes

Maldita.es se constituyó como asociación y está en proceso de convertirse en fundación también para garantizar que nuestras cuentas son transparentes: en Maldita.es te contamos de dónde viene y a dónde va el dinero para que puedas comprobar por ti mismo nuestra independencia. Porque si tú construyes Maldita y Maldita también es tuya, tienes derecho a saberlo todo.

También buscamos transparencia con las metodologías de Maldito Bulo y Maldito Dato, y cuando cometemos errores los admitimos y corregimos transparentemente, como reflejamos en nuestra política de rectificación.

Contra la desinformación, educación

En la batalla contra la mentira hay un aliado fundamental: la educación, que desarrollamos desde Maldita Educa. Sin alfabetización mediática y educación digital en todos los ámbitos de la sociedad será imposible protegernos contra la desinformación presente y futura. La formación de una cultura crítica, que dote de herramientas para combatir la mentira, y la construcción de una sociedad más informada a la hora de tomar decisiones forma parte de la misión de Maldita.es como miembro de la sociedad civil.

Herramientas tecnológicas para que no te la cuelen

Es necesario redefinir nuestra relación con la información y la tecnología para evitar que nos la cuelen. La desinformación viene en muchos formatos, pero cualquier ciudadano puede armarse de herramientas tecnológicas que nos ayuden a detectar engaños, bulos, imágenes y vídeos manipulados y perfiles falsos.

En Maldita.es ponemos la tecnología al servicio de los ciudadanos, desarrollando buscadores, bases de datos, extensiones de navegador y aplicaciones para luchar contra la mentira.

Información verificada accesible para toda la ciudadanía

En Maldita.es creemos que la información tiene que ser accesible para toda la ciudadanía independientemente de sus posibilidades económicas, porque es la única manera de contribuir a una sociedad más informada e igualitaria.

Aquellos embajadores de Maldita.es que podéis colaborar económicamente a construir este medio de comunicación sois los que hacéis posible que nuestras verificaciones estén disponibles para toda la sociedad: el acceso a nuestros contenidos no debe depender de que los usuarios sean o no de pago porque la lucha contra la desinformación tiene que ser común y pública. También por eso nuestros contenidos tienen una licencia Creative Commons que permite que cualquier ciudadano o medio la replique en su plataforma, contribuyendo a que la verdad sea más viral y tenga más impacto que la mentira.

Juntos y juntas es mucho más difícil que nos la cuelen.

Maldita.es es un medio sin ánimo de lucro dedicado a combatir la desinformación en el discurso público mediante fact-checking y periodismo de datos.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store