Y el verbo se hizo carne

Los bocadillos del Mordi e Vai de Sergio Esposito son auténticos, populares y están que te mueres. Las albóndigas de la nonna son de la nonna.¿Me explico? El precio es honesto. Apenas un par de reglas: la primera es que, si es tu primera vez con Sergio, el bocadillo lo elige él. Siempre es el mismo: alesso e cicoria. La segunda también es sencilla: el panino te lo comes a su vera. Y le dices qué tal está. Cum Romae fueritis, romano vivite more.