De la epístola a los Filipenses

Unos predican a Cristo por amor, otros por ambición personal.

¿Cuál es mi caso?

En todo caso Cristo es proclamado.

15 Algunos, a la verdad, predican a Cristo aun por envidia y rivalidad, pero también otros lo hacen de buena voluntad; 16 [m]éstos lo hacen por amor, sabiendo que he sido designado para la defensa del evangelio; 17 aquéllos proclaman a Cristo por ambición personal, no con sinceridad, pensando causarme angustia en mis prisiones[n]. 18 ¿Entonces qué? Que de todas maneras, ya sea fingidamente o en verdad, Cristo es proclamado; y en esto me regocijo, sí, y me regocijaré.

Filipenses 1:15–18

Like what you read? Give Manuel Álvarez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.