Berenjenas baby en almíbar

Las berenjenas son una buena opción para preparaciones dulces. Son económicas, sabrosas y de una textura muy suave. En el caso de esta conserva dulce, es necesario conseguir berenjenas muy chicas, de las que comercialmente se denominan “baby”, y que suelen ser exclusivas de temporada de verano en Argentina.

  • 500 gr de berenjenas baby
  • 400 gr de azúcar
  • agua
  • rama de canela / dos clavos de olor (opcionales)

Lavar y pinchar las berenjenas con un tenedor o escarbadientes para favorecer el ingreso del líquido. Hervirlas durante 10 minutos, retirarlas. Descartar el agua. Las berenjenas estarán más tiernas y habrán perdido buena parte de los pigmentos de su piel, que son solubles en agua.

Colocar las berenjenas en una olla con 250 cc de agua. Agregamos el azúcar (y la rama o el clavo en caso de que prefiramos) y mezclamos. Cocinamos a fuego fuerte hasta que rompa hervor y después a fuego mínimo como una mermelada, hasta que espese un poco el almíbar y las berenjenas estén muy tiernas (probar con un tenedor). Lo ideal es que tengas todas tamaños similares para que se cocinen en tiempos iguales.

Apenas se termina la cocción, colocarlas en uno o dos frascos limpios, dejar que se enfríe, taparlos y guardar en la heladera. Para realizar una conserva es necesario esterilizar previamente los frascos, posteriormente hervirlos otra vez y tener extremo cuidado durante la manipulación para evitar el ingreso de bacterias a la preparación. Si no tenemos el tiempo o el deseo de tomar todos estos recaudos, alcanza con guardarlas en la heladera y consumirlas en los días o semanas siguientes.

Y no dejes de visitar Manduque, entender para comer!

Like what you read? Give Manduque / Recetas a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.