‘Me gusta’ no es un argumento de diseño
Javier Cañada
1678

“No me gusta” no es un argumento de diseño pero hay personas que no tienen porque expresarse en los mismos términos con los que nos expresamos los diseñadores y en muchos casos es tarea del diseñador averiguar qué es lo que hay detrás de ese “no me gusta”. Si un cliente te dice “no me gusta” es muy probable que hayas hecho algo mal en fases previas y no hayas entendido o escuchado suficiente a tu cliente. De todos modos es muy raro, al menos en mi experiencia, encontrar casos en los que un “no me gusta” no va acompañado de ninguna otra explicación.

Like what you read? Give Manel Abella a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.