Escogiendo las herramientas para una agencia de marketing

No vendemos hamburguesas, ni ropa. Los clientes no llegan a pedirnos drinks ni ensaladas. Si no necesitábamos una tienda, freidora, ni una barra con todos los licores imaginables… ¿Qué necesitaba Mano de Chango para abrir sus puertas?

Computadoras. Pero esta categoría es inmensa; ¿necesitábamos una laptop? ¿de qué marca? ¿una desktop? ¿cuál? Como cualquier startup, teníamos que ser cuidadosos con los costos y escoger el set de herramientas que nos iban a servir para entregar nuestros servicios con seguridad y eficiencia.

Intentamos el enfoque de ahorrar costos: compramos una laptop, HP Envy 360. Su pantalla touch con capacidad de doblarse para emular una tablet nos enganchó y decidimos comprarla. Pero había algo que simplemente, no nos impulsaba a sacar la computadora, encenderla y hacer marketing: el sistema operativo. No me malentiendan, Windows tiene un sin fin de aplicaciones y estoy seguro que muchos de ustedes lo prefieren sobre MacOS. Pero se volvió un tema de preferencia de software (Keynote, Final Cut Pro sobre Power Point y Adobe Premiere) y en general el feel del hardware a la hora de trabajar. Duramos tres meses intentando trabajar con esta laptop, hasta que decidimos que no era lo nuestro. La vendimos, y estamos ahora 100% en el ecosistema de Apple:

  1. Un iPad que nos permite surfear la web, hacer presentaciones, estar al pendiente de los correos, y llevarla a todos lados sin mayor problema.
  2. Una MacBook pro que nos da más flexibilidad a la hora de editar fotografías o videos on the go.
  3. Una iMac para editar los videos en un ambiente más inmersivo.

Eso en cuanto a computadoras. ¿Qué más necesitábamos? Equipo para producción audiovisual. Contemplamos el starter pack del filmmaker moderno que nos permite dar a nuestras producciones el look&feel que estemos buscando, sin mayor problema y con calidad profesional.

Bueno, pero, ¿y dónde íbamos a meter todo esto? Necesitábamos un workspace que nos diera la capacidad de tener juntas con nuestros clientes y trabajar a nosotros en sus proyectos. Actualmente, nos pueden encontrar en Equus 335 en el cuarto piso, jugando con todos estos jugetes del mercadólogo de hoy.

Sabemos que nunca será suficiente y estaremos cambiando nuestro set de herramientas, siempre buscando lo que mejor nos ayude a entregar nuestros proyectos en tiempo y forma.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.