Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band

“Probablemente haya miles de bandas superiores a Los Beatles; mejores compositiva, lírica, armónica, instrumentalmente… Pero la contribución que hicieron por la historia del rock es indiscutible, no se las quita nadie”. 
Me dijo una vez cuando era chica mi papá, mi gran educador musical.

Es infinitamente cierto. Supongo que eso hace que ese jingle agudo grabado en pasta te reverbere en el cerebro en el momento preciso. Algo te hace musitar, tarareando, “it’s getting better” cuando algo bueno te pasa y caminás hacia tu casa. Alguna operación neurológica explica que pienses en los campos de frutilla para siempre o te pongas a repetirle a tu mascota que get back, get back to where you once belonged.

Pero, particularmente, quiero decirle feliz cumpleaños, como hicieron muchxs de ustedes, a una de las obras musicales más hermosas que nos dejó el largo siglo veinte. Porque, como habrán notado, soy una honrosa hija de la herencia cultural vigesimesca (o novecentista, no elijo todavía el adjetivo). Así que felices cincuenta años al Sgt. Pepper y a Lucía en el cielo con diamantes, gran inspiración para mis seudónimos de múltiples propósitos.