“Interspecifics: Música hecha a partir de bacterias y otros microorganismos”.

La experimentación, por muchos años, ha sido la encargada de la transformación y desarrollo en distintos ámbitos de la vida. El campo de la ciencia, la tecnología, el arte, la música, la educación, la salud, la infraestructura y demás, son algunos testigos de este cambio en sus procesos de adecuación a las nuevas mutaciones existentes.

En el entorno musical, más claramente en la producción y consolidación, ha habido un cambio sustancial desde hace varias décadas. Allí, diversos artistas han evolucionado con sus conocimientos y con su libre exploración, y le han dado vida a nuevos ritmos y melodías a partir de tendencias sonoras que han dejado atrás su forma tradicional de creación para convertirse así en nuevas pautas de comunicación con música.

La música de las bacterias.

Leslie García y Paloma López son dos experimentadoras, casi pioneras, de este ámbito musical. En este colectivo conformado por ellas, llamado Interspecifics, proveniente de México, han sido reconocidas por crear experiencias audiovisuales a partir de microorganismos.

Comparación entre el primer y segundo prototipo del Energy Bending Lab.

Leslie, “ trabaja desarrollando proyectos de arte electrónico y medios digitales. Es co-fundadora del colectivo de medios electrónicos DreamAddictive y miembro de Astrovandalistas. Ha sido investigadora asociada del Núcleo Laboratorial Nano de la Escola de Belas Artes — UFRJ Rio de Janeiro. Es coordinadora del MusicMakers Hacklab_DF y del programa de exploración artística en ciencias de la vida B10S. Actualmente es investigadora artística del departamento de Media Enviroments bajo la dirección de la profesora Ursula Damm para la Universidad Bauhaus en Weimar Alemania”. (Amplificando los sonidos de las bacterias de Medellín, Redacción Colaboratorio, 30 de Agosto de 2016).
Link: http://www.parqueexplora.org/exploratorio/noticias/amplificando-los-sonidos-de-las-bacterias-de-medellin/

A su vez, Paloma, “ es productora e investigadora. Obtuvo un maestría en Gestión de empresas creativas y culturales por Goldsmiths University of London. Ha sido parte del colectivo Radioglobal, y del equipo de producción de Mutek Lab México y Distrital. Es coordinadora del MusicMakers Hacklab_DF y del programa de exploración artística en ciencias de la vida B10S. Actualmente es becaria de la red europea ECAS (European Cities for Advanced Sound) con la cual desarrolla un trabajo de investigación en la creación de una interfase de expansión sensorial”. (Amplificando los sonidos de las bacterias de Medellín, Redacción Colaboratorio, 30 de Agosto de 2016).
Link: http://www.parqueexplora.org/exploratorio/noticias/amplificando-los-sonidos-de-las-bacterias-de-medellin/

“A través de la actividad bioeléctrica de estas formaciones, Interspecifics explora la intersección del arte y la tecnología, demostrando ante su audiencia de manera creativa los procesos de micro-comunicación existente”. (Interspecifics: Música hecha a partir de bacterias y otros microorganismos, Luis Carreño, 14 de abril de 2016).
Link: https://creators.vice.com/es_mx/article/interspecifics-musica-hecha-a-partir-de-bacterias-y-otros-microorganismos

Este proyecto busca llevar a los espectadores a un mundo híbrido creado por sonidos y movimientos lumínicos provenientes de la energía generada por bacterias. A partir de conocimientos entrelazados, en los que hay una convergencia entre tecnología, ciencia y arte, se crea este proyecto, con el fin de buscar nuevas aproximaciones a la realidad.

“Micro-ritmos es un proyecto que se inscribe en el campo del bioarte, acude a las metodologías propias del formato laboratorio, y experimenta sobre la comunicación entre especies. En este proyecto, el concepto de interfaz emerge como un vinculador entre mundos, un puente comunicante que sensibiliza y nos invita a observar y escuchar más allá de lo que nuestros sentidos nos permiten”. (Micro-ritmos. Leslie García y Paloma Lopez, Redacción Museo de Arte Moderno).
Link:
http://elmamm.org/Exposiciones/Detalle/Id/176).

Esta nueva forma de arte en fusión con tecnología ha sido de gran impacto para todos los espectadores que la conocen o que han tenido contacto con ella, debido a que es una nueva forma de comunicar con organismos y, además, es un incentivo para demás personas interesadas en la experimentación de poder realizar también sus propias investigaciones y proyectos y así poder descubrir más situaciones en donde el mundo habla por sí solo.

Para poder mostrar más a fondo este fenómeno en las ciudades, Interspecifics realizó un laboratorio de investigación en Medellín con el objetivo de que diferentes personas recolectaran muestras de distintas áreas de la ciudad para así producir caminos que permitieran el paso de energía para que las bacterias, mediante un proceso adecuado, se convirtiera en música con luminosidad. 
Así, estos desarrollos exhibidos se encuentran totalmente ligados a la geografía de Medellín.

En el montaje se integran varios componentes y herramientas producidas por las mismas artistas. La parte visual está compuesta por un sistema de decodificación de microvoltajes que utiliza lámparas, a través de las cuales se crea el patrón que expresa la actividad de las bacterias alojadas en las celdas. La parte sonora utiliza un sistema de cámaras RaspberryPi que analiza por medio de Open Computer Vision (OpenCV) el estado de coherencia y correlación presente en la secuencia generada por las lámparas.

Estos ritmos no humanos han permitido el acercamiento a nuevas formas de crear experiencias, a entender que no sólo lo que sentimos es lo que conocemos, sino que existen muchas más formas de jugar con nuestros sentidos y de adentrarnos más a espacios que apenas se están experimentando y saliendo a la luz, pero que después, serán pilares trascendentales para la vida, para nuevos desarrollos, para mejoras de elementos existentes, para nuestro propio beneficio. 
Este desarrollo de proyectos significan una posibilidad de generar conocimiento para compartirlo posteriormente en campos muy diversos.

Quizá este tipo de trabajos, no sólo el de Interspecifics, sino aquellos que se han desarrollado a partir de experimentación e investigación de elementos y objetos nunca antes vistos para otros propósitos, es un llamado a todos los humanos para aprender a escuchar lo que está pasando en otras especies y qué es lo que el mundo tiene para decirnos. 
Más claramente, los micro-ritmos, anteriormente expuestos, podrían ser mediadores de la comunicación entre humanos y la materia, y podríamos saber a ciencia cierta qué es lo que el planeta Tierra nos dice en términos sensoriales.

Por: Manuela Correa Puerta.

CIBERGRAFÍA