Cuando era chico solia andar por la calle y habia una manzana en particular me llamaba la atención cada vez que la rodeaba. Siempre estaba igual, las casas nunca cambiaban su color y tampoco las personas que vivían en ellas. Dia tras día trataba de buscarle una diferencia a la vez anterior pero no lo lograba, hasta que un dia me propuse mirarla al revés. Todo era diferente. Formas y colores nuevos se cruzaban ante mis ojos como si fuera una pintura que nada decia. Que nada expresaba.

Al otro dia volvi a la manzana pero queria verla como antes. Me gustaba antes. Me gustan que las cosas permanezcan. Pero permanecer no permite cambiar.

Era chico

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.