La mala educación (tecnológica)

Seguro que todos tenemos recuerdos de nuestros padres dándonos instrucciones sobre nuestro comportamiento cuando éramos pequeños. Eso de tener buena educación a mi se me quedó grabado y le doy muchísima importancia.

En el transporte público es donde se puede comprobar muchas de esas normas no escritas: dejar salir antes de entrar, dejar sentarse a mayores, embarazadas, gente impedida..

El caso es que la sociedad avanza y la educación y las maneras debería hacerlo a la misma velocidad, pero a veces no tengo esta sensación. Quería compartir esta inquietud y que, en la medida de lo posible, fuéramos mejorando la educación y comunicación de la misma. Que le llegue a más gente que hay que ser educado tecnológicamente hablando.

Se me hace dificil ir en transporte público y coincidir y tener que aguantar que:

  1. Se hable por teléfono. Alto o bajo. Me da igual. Lo dicen clarito por la megafonía: salte a la plataforma y hablas el tiempo que quieras.
  2. Le suene a alguien el aviso de mensaje de Whastapp cada 5 segundos. ¿Puedes quitar el sonido? Es realmente molesto por muy gracioso que sea el GIF que te han envíado.
  3. Haya en el vagón a dos personas sentadas juntas viendo chistes (generalmente machistas) en formato vídeo como si estuvieran en el salón de su casa. Me temo que esa valentía que te da el tener a tu amigote al lado, en el salón de tu casa se convierte en otra cosa. No sé….me da
  4. Dando voces y riéndose a gritos. Me alegra tu felicidad. Yo también lo soy. Trata de ser un poco más egoísta con ese torrente de satisfacción y buenrollismo que te invade. Los demás seremos un poco más felices.
  5. Se salte a la torera las condiciones del vagón silencio en un AVE. Lo dice clarito también: no se puede comer, hablar o hablar por teléfono. Hay otros 7 coches donde puedes hacerlo. ¿Por qué no te vas allí?

Quiero creer que no son manías. Que son normas básicas de convivencia. Son espacios donde estamos muchos, “no estás tu solo en el salón de tu casa”.

¿Me echáis una mano a que seamos más educados?

Gracias

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.