¿Quienes somos y hacia donde vamos?

Desde pequeños nos preguntan… ¿Qué quieres ser cuando seas grande?

E inevitablemente respondemos “Quiero ser médico, abogado, ejecutivo, empresario, piloto, etc.” Tal vez la trampa está en la pregunta “Qué” en vez de “Quién”.

Desde el coaching suelen responder “El Ser genera acción, pero también la acción genera ser”. Y estoy de acuerdo con ello, pero creo que está faltando algo muy importante.

El plano de conciencia en el que nos encontramos.

Y ello es esencial, dado que según que nivel de conciencia tengamos, podremos distinguir las variables interdependientes que existen en el mundo en el que vivimos. Y pongo el acento en el calificativo “interdependientes” porque nada de lo que hacemos es inocuo. Tiene impacto en el resultado de las acciones que realizamos, en nuestras relaciones con los demás y en nosotros mismos.

¿Y cuál es entonces la mejor versión de nosotros mismos? Aquella en la cual seamos conscientes de nuestro propósito y los valores que deseamos honrar. ¿Por qué sostengo esto? Porque desde mi mirada, no eres libre cuando haces lo que quieres, sino cuando expresas lo que eres.

Invertimos muchos años de nuestra vida orientados únicamente al logro. A tener éxito. La sociedad de consumo en la que vivimos, predomina el placer inmediato y la satisfacción de nuestros deseos como máximo objetivo.

Y no importa cuántos logros hayamos acumulado durante los años transcurridos en este mundo, cuando llegue el momento de partir, no podremos engañarnos y será el momento de la toma de conciencia final.

Como dice la frase “Desde que tuve conciencia que cuando muera me voy a llevar todo lo que viví, he decidido empezar a vivir todo aquello que me quiero llevar”.

Y cuando seamos totalmente consistentes con esta declaración, allí nos habremos encontrado con la mejor versión de nosotros mismos.

Un afectuoso saludo, Manuel.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.