Reseña 7:

La complejidad y la empresa

· MORIN, E. 1990. La complejidad y la empresa. Introducción al pensamiento complejo. Gadisa. Madrid, España.

Objetivo principal

· El autor busca hacer un análisis de la estructura y formación de las organizaciones desde una perspectiva sociológica: tiene en cuenta el concepto y las etapas de la complejidad, sus dificultades, ventajas y ambigüedades.

Ideas principales

· Existen tres etapas de la complejidad que se contradicen y complementan: 1) un todo es más que la suma de las partes que lo constituyen, el análisis de las propiedades particulares no son suficientes para comprender el conjunto en sí; 2) el todo es menos que la suma de sus partes, aquí, se entiende que al tener un conjunto no es posible examinar cada uno de sus componentes en su totalidad; y 3) el todo es más y, al mismo tiempo menos que la suma de las partes, es decir, hay una contradicción necesaria para el estudio efectivo de las organizaciones: no se puede reducir su esencia al conjunto ya constituido, pero tampoco a las particularidades que lo constituyen, se precisa la interrelación de estas dos formas de observación.

· En los niveles de organización complejos se pueden observar tres causalidades: una lineal, en la cual el procesamiento de una materia prima causa un efecto en ella y genera un nuevo producto; una causalidad lineal retroactiva en la que, al no haber una regulación de la empresa, la venta — o mala venta — de bienes/servicios puede generar la disminución de la producción general; y una causalidad recursiva en la cual «el producto es productor de aquello que lo produce», es decir, tal como en la sociedad, cada individuo y sus interacciones producen a la sociedad, a la vez que ella produce a los individuos; esta lógica es aplicada a las organizaciones y cada uno de sus componentes individuales.

· En las organizaciones son necesarias las relaciones complementarias y antagonistas, pues, así como se oponen el todo y las partes individuales, lo hacen también el orden y el desorden, el programa y la estrategia, la resistencia y la colaboración; todas cualidades inherentes a la constitución exitosa de un sistema organizacional complejo. Sin embargo, es necesaria la moderación en busca del equilibrio, pues, al límite, el exceso de complejidad llega a ser desestructurante, restándole vivacidad a las empresas.

Morin hace un análisis de las organizaciones desde un punto de vista heterodoxo: propone la convivencia de cualidades opuestas y ambiguas en una organización con el fin de establecer una complejidad exitosa. Este planteamiento genera una nueva forma de ver la teoría de la organización, pues esta ya no solo es vista como un sistema conformado por partes que cumplen funciones específicas de una manera ordenada, sino como una entidad en la que interactúan todos sus miembros en busca de la producción y la auto producción. Asimismo, el autor incita a la reflexión cuando recalca la necesidad de limitar el alcance de este pensamiento complejo, de establecer hasta qué punto puede mantener el equilibrio en una empresa y, genera la pregunta de cómo es posible su aplicación en el sistema actual, en el cual impera la burocracia y el mecanicismo de las actividades organizacionales.

Elaborado por: María Alejandra Martínez Ortiz (mamartinezor@unal.edu.co)

Show your support

Clapping shows how much you appreciated María Alejandra Martínez’s story.