Ayudando a Merlex

La capacidad que tiene Internet de movilizar a millones de personas es innegable, pero aún se hace más evidente cuando puedes poner ejemplos con tanto peso como el que os contaré a continuación.

Marlan es un conductor de la compañía UPS que suele entregar paquetes en las oficinas de la aplicación Beme situada en la ciudad de Nueva York. Es famoso entre los seguidores del youtuber y fundador de la app, Casey Neistat, por sus divertidas y positivas apariciones dándole los buenos días.

Marlan en el exterior de las oficinas de Beme

Marlan y Jack Coyne, uno de los empleados de Beme, tuvieron una conversación mientras almorzaban hace menos de una semana. En ella, el repartidor le habló de San Vicente y las Granadinas, su bonita isla natal en la que reside su familia. Un paraíso natural que se ve afectado por las dificultades que tienen los habitantes de la zona para conseguir alimentos sanos y la poca eficiencia del sistema sanitario.

Merlex, la hermana de Marlan que vive en San Vicente, sufre diabetes y una enfermedad del riñón. Como la mayoría de los sanvicentinos, no tiene el dinero suficiente para pagar los tratamientos de una empresa sanitaria privada y depende únicamente de los ingresos de Marlan, que luchó durante mucho tiempo hasta llegar a un punto en el que la situación se hizo muy difícil de afrontar.

Merlex, la hermana de Marlan

Junto con Jack, decidieron iniciar un proyecto de micromecenazgo en la plataforma gofundme.com con el objetivo de conseguir pagar la operación de Marlan ayudando también a los habitantes de San Vicente que se encuentren en escenarios parecidos.

Éxito, es el mejor adjetivo para definir el resultado de esta campaña que contó con la promoción del youtuber Casey Neistat en uno de sus vídeos diarios. El crowfunding movilizó a más de 10.500 personas que, en tan solo cuatro días, lograron unir más de 150.000 dólares sobrepasando los 125.000 que se habían establecido como objetivo.

La positividad con la que Marlan ha luchado para resolver la situación de su hermana se ha visto recompensada con este maravilloso regalo solidario que nos muestra una cara de la sociedad de la que a veces nos olvidamos sin querer.