Vietnam en 16 días

Recién llegada de Vietnam, mi primer viaje a Asia, escribo estas notas para @oli_de_bolsillo, @matallo y cualquier otra persona que esté planeando visitar Vietnam por primera vez. ¡Espero que os sirvan!

5 consejos que les daré a mis amigos

Me salto los consejos y conocimientos generales que se encuentran fácilmente en cualquier foro o blog y me centro en los consejos que les daría a mis amigos, basados en mis vivencias personales.

1. Duerme, come, y cruza la calle como un local.

Opino que Vietnam tiene un huso horario que no le corresponde. En julio, cuando no hay nubes, a las 9 de la mañana tienen un sol de medio día que quema la piel. Se levantan muy temprano, comen platos no muy grandes muchas veces al día, duermen la siesta y se acuestan pronto. Lo ponen fácil para adaptarse a este horario: los desayunos en los hoteles empiezan a las 6:30h y acaban sobre las 9:30h, a las 12:00h todo el mundo está comiendo, y de 12:30h a 14:30h durmiendo la siesta (estos dos últimos puntos se ven fácilmente porque lo hacen en cualquier sitio). A las 18:00h cenan, y a las 24:00h por lo general se acaba la vida nocturna (excepto en zonas turísticas). Nosotros nos resistíamos con lo de la siesta, pero al final nos dimos cuenta de que nos venía genial hacer esa parada en el hotel a mitad del día. ¡Lo demás es bastante cómodo!

En Vietnam hemos comido de dos maneras diferentes: en la calle y en restaurantes. Las diferencias básicas son el precio, la variedad de platos, y si tienen WC o no. Comer en la calle vale unos 20k–30k VND y normalmente solo hay un plato por “puesto”. Como además casi no hablan inglés, no tienes ni que pedir: te sientan y te traen un plato por comensal. Comer en un restaurante “normal” cuesta entre 100k y 250k VND, casi siempre tienen carta en inglés (o fotos) y puedes elegir bastante. Nosotros combinábamos las dos opciones: calle cuando nos iba bien con pasta o arroz, restaurante cuando buscábamos más proteínas o más verdura.

Sobre cruzar la calle: no tengas miedo, al principio sigue siempre a un local hasta que aprendas su técnica. Según mis observaciones: las motos y bicis te esquivarán, a los coches y autobuses mejor esquívalos tú.

2. Piérdete y entra en los callejones.

Lo de salirse de las zonas turísticas es un consejo cliché, pero en Vietnam vale realmente la pena y es generalmente muy seguro (nosotros lo vimos 100% seguro). Tanto en los barrios menos céntricos como en los céntricos, es súper interesante entrar en los callejones y echar un ojo a la vida real de los vietnamitas.

3. Ten claros los precios y el valor de las cosas.

Mi regla rápida y casi exacta para el cambio: 100k VND son 4€. Una cosa que no había leído en ningún sitio es que al decirte los precios, nunca te dicen los miles. Si algo vale 20.000, te dirán 20. Es muy obvio después de unas horas, pero al principio es confuso. Una vez te aclaras con cuánto valen las cosas en euros, tienes que entender el valor de las cosas allí para saber si te están timando o no. En la calle, nada (café, zumos, batidos, comida) vale más de 100k, nunca. En los mercados es otra cosa. Personalmente, regatear me da muchísima pereza, pero en los sitios turísticos hay que hacerlo si no quieres que te cobren el doble. Aunque al final, la decisión de si no te importa pagar 12€ en lugar de 10€ por un vestido a medida es tuya.

4. Elige bien cómo moverte entre ciudades.

Uno de los mejores consejos que nos dieron antes de viajar fue “Si puedes pagar los 50–80€ de un vuelo interno, págalos”. Los buses con literas (sleeper bus) son útiles para aprovechar las noches viajando, pero es difícil descansar bien con los baches, las paradas, los claxons, los frenazos y las conversaciones de los conductores (eso sí, ¡sueño con el día en que estos buses lleguen a Europa!). Nosotros cogimos un par. Los otros 2 desplazamientos de más de 5 horas los hicimos en avión, comprando los billetes con 2–3 días de antelación. No todas las ciudades tienen aeropuerto, pero saltando entre Saigon, Da Lat, Da Nang/Hue y Hanoi es fácil recorrer el país. Podéis mirar precios en Bao Lau y comprar más cómodamente a través de agencias de viajes o de vuestro hotel. Con los trenes no tenemos experiencia.

5. Déjate ayudar por los hoteles.

En los hoteles y hostales se ofrecerán a ayudarte a contratar tours, alquilar bicis, organizar un traslado al aeropuerto y comprar billetes de avión y autobús. Nosotros probamos todos estos servicios después de echar un ojo a los precios en internet. Según nuestra experiencia, normalmente no se pasan mucho. Por 1–2€ extra, te aseguras de que alguien responda por el servicio contratado, y vienen a recogerte a la puerta. También lo puedes contratar todo en las decenas de agencias de viajes de las zonas turísticas. Nosotros contratamos un par de cosas en una y nos fue genial, aunque a la chica del hotel no le pareció muy bien. Creo que los hoteles viven en gran parte de estas comisiones, así que si el servicio es bueno, contratar con ellos puede ser una manera de “premiarlos”.

Nuestra ruta

Hicimos la ruta de sur a norte porque los billetes eran más baratos en las fechas que teníamos disponibles, pero nos cruzamos con mucha gente que la hacía al revés. Creo que da bastante igual, al menos en julio. Según el calendario estuvimos 18 días, pero el primero y el último fueron solo medio día cada uno, así que a nivel práctico para calcular días necesarios por lugar, digamos que son 16.

Días 1 y 2: Saigon

En 1'5 días puedes ver toda la ciudad, pero solo la ciudad. Si quieres hacer alguno de los day trips (túneles, islas, templos) necesitarás más. La noche en el backpackers district es interesante (cervezas con hielo, terrazas y rooftops, vendedores de snacks).

Días 3 y 4: Mekong Delta

Se puede hacer como day trip, pero nosotros elegimos pasar una noche allí (en un homestay) porque 2 viajes de 4h en bus nos parecía mucho para un solo día. Es muy bonito e interesante pero pasas bastante tiempo en el bus y en barco (según el tour que elijas, imagino). Los tours empiezan a las 7:00h y acaban sobre las 18:00h, o sea que te queda una tarde/noche en Saigon. Nosotros cogimos un bus a las 23:00h hacia Da Lat (son 7 horas).

Días 5 y 6: Da Lat

Canyoning en Da Lat

Pasas del calor y el caos de la ciudad a la calma (relativa) y el fresco de la montaña. Creo que solo merece la pena si te gusta la montaña o si quieres ver una naturaleza diferente de la selva del Mekong Delta. Obligatorio hacer alguna actividad: mi plan era hacer trekking pero acabamos haciendo canyoning, que incluye bastante trekking también. La primera noche no acertamos con el hotel, pero la segunda nos cambiamos al Dreams Hotel, el mejor hotel en el que hemos estado en Vietnam (el jacuzzi después del canyoning nos vino bastante bien). La mañana del día 7 cogimos un avión hacia Da Nang (1'5h), y desde allí un coche con conductor hacia Hoi An (0'5h, contratado con el hotel).

Días 7, 8 y 9: Hoi An

Relax máximo en agua a 30º, paseos en bici hasta la playa y por el centro histórico (uno de los pocos sitios de Vietnam con arquitectura antigua bien conservada) y ropa a medida. No tenía intención de comprar nada, pero después pensé que no estaba mal tener por 12€ un vestido “normal” (tipo vestido de Zara de 20–30€) a medida. Para algo así necesitas 2 días entre que eliges, te toman medidas, cosen, te pruebas y hacen los ajustes. Mucha gente se hace trajes, vestidos de fiesta en seda, abrigos y cosas más complejas. Yo no necesitaba nada de esto, así que no tengo ni idea de precios o tiempos. El día 9 a medio día cogimos un bus a Hue (5h).

Día 9 y 10: Hue

La Ciudadela cierra a las 17:00h así que el primer día solo paseamos por el centro. El segundo día temprano fuimos a la Ciudadela y a una de las pagodas. Creo que realmente con 1 día es suficiente para ver lo básico. A media tarde del segundo día cogimos un bus directo hacia Phong Nha (7h, contratado con el hotel). También se puede ir en tren hasta ciudades cercanas y luego coger taxi o bus, pero nos decidimos por la opción directa.

Día 11: Phong Nha Ke Bang

Dark Cave, Phong Nha Ke Bang National Park

Nos alojamos en Easy Tiger, el hostal más cool (para lo bueno y para lo malo) que hay cerca del parque. Contratamos con ellos un tour de 1 día para ver Paradise Cave y Hang Toi (Dark Cave). Quizás habría estado bien quedarse 1 día más para hacer otro tour y ver alguna de las otras cuevas, o incluso para hacer uno de los tours de 2 días o más, haciendo noche en el parque. A las 5:00h cogimos el bus de vuelta directo hacia Hue para volar desde allí hasta Hanoi. Mucha gente cogía desde allí un bus/tren hasta Hanoi (unas 15h).

Día 12: Hue

Pensábamos que podríamos haber prescindido de este día, pero alquilamos unas bicis (2$/día) y visitamos zonas que no habríamos visto a pie. Por la tarde/noche cogimos el avión a Hanoi.

Días 13 y 14: Hanoi

Creo que 2 días son suficientes para ver Hanoi, nosotros estuvimos 3'5 y fuimos con bastante calma. Queríamos hacer algún tour de 1 día además de Halong Bay, pero al final no nos decidimos: estábamos cansados de bus, habíamos leído que las opciones cercanas son un agobio turístico (Perfume Pagoda, Tam Coc, Trang An…) y ya habíamos visitado sitios “parecidos”. Nos quedamos con ganas de visitar Cuc Phuong National Park pero el tiempo era inestable y no nos atrevimos.

Días 15 y 16: Halong Bay

Está a 4-5 horas de bus de Hanoi, por lo que elegimos pasar 1 noche durmiendo en el barco. Mereció la pena. En el crucero que hicimos no visitas Cat Ba Island, normalmente los de 3 días y 2 noches sí que atracan allí e incluyen trekking y playa. Quizás habría merecido la pena hacer un crucero de 3 días en lugar de 2, aunque también pasas muchas horas en cubierta mirando el impresionante paisaje (lo cual al final de nuestro viaje nos vino genial, pero quizás hacerlo al principio es demasiado relax).

Días 17 y 18: Hanoi

Acabamos las compras, terminamos de probar los platos que faltaban de la gastronomía local y seguimos bebiendo cafés helados (con yogur, con huevo…). Dos recomendaciones: café hipster en Cong Caphe (locales por toda la ciudad) y cafés secretos en Cafe Gian y Cafe Pho Co (no está donde Google Maps dice que está, mejor buscad por su dirección: Hang Gai 11).

¡Y esto es todo!

Definitivamente volvería a Vietnam, aunque seguramente en una segunda visita acortaría el tiempo en las dos grandes ciudades (son básicas para entender la cultura del país, pero no tan impresionantes) y ampliaría los días de actividades en la naturaleza, que es realmente diferente y sobrecogedora en muchos momentos.