GPN2017 Gulaschprogrammiernacht… Cuando uno ocupa caos para concentrarse

Llevo dos años de vivir en Alemania, durante mi estancia en este país me ha costado encontrar el ambiente de comunidad que ya tenía en Costa Rica. Hackathones, centros de innovación, meetups, etc. Todo esto es más difícil cuando uno no habla el idioma, y tiene que estar constantemente pidiendo disculpas a cada persona con la que se topa.

GPN 2017 official poster.

Un amigo mencionó el GPN2017, una actividad que se lleva a cabo en el ZKM en la ciudad de Karlsruhe cada año. Mis expectativas eran similares a las que tengo cuando voy a hackathones o convenciones de innovación… Pero no podía estar más equivocada.

ZKM es un museo ubicado en Karlsruhe que es reconocido por sus exhibiciones poco convencionales, y hogar del HfG Karlsruhe (para aquellos que asistieron al HfG Schwäbsich Gmünd, sería el némesis de nuestra escuela :))

Donde constantemente podemos ver exhibiciones que vienen del Medial Lab del MIT, tan extravagantes como puedan ser, por lo que inmediatamente me interesé en ver alguna muestra física de este… arte (?), diseño (?).

El primer día me encontré admirando esta visualización de dato basada en los permisos que uno brinda a cada una de las aplicaciones que normalmente tenemos en nuestros teléfonos, y el tipo de información nuestra que pueden obtener. Simplemente era fascinante ver esta cantidad de nodos interrelacionados y esta cantidad de números.

Tracking Forensics Atlas — Mapping mobile phone permissions. by Hangar. Org

Al llegar me di cuenta que estas noches se llaman “Goulaschprogrammiernacht” lo que se traduciría a “Noches de programación de Goulasch” por lo que, debo de admitir que el olor a comida durante todo el día no es lo mejor, pero al menos hay comida (vegana y con carne) disponible a todas horas, por lo que las personas se pueden quedar hasta 12 horas seguidas en el recinto.

Nunca en mi vida había estado rodeada de individuos tan únicos y diferentes los unos a otros en mi vida. Lo primero que se me vino a la mente fue “Esto es el mundo de 4chan”, Estamos hablando de que las personas en este lugar son Hackers… no de los hackers de hoy en día que los millenials conocemos, sino de los que colaboran con el servicio secreto, todos estos nombres de usuario caminando, físicamente frente a mí, y no en posts anónimos.

Mi primer error; usar mi nombre real, y completo. Como podrán saber mi nombre es extremadamente largo para un ambiente Alemán, así que me convencí a mí misma de que la gente pensaba que yo era extremadamente creativa, y este nombre latino extraño era mi forma de ocultar mi identidad... No soy una persona muy brillante en alguno momentos.

Esta comunidad claramente, y por su naturaleza, son extremadamente cuidadosos de mantenerse “off the grid” y basan su fama o reputación en sus nombres de usuario (si me preguntan a mí, es un excelente marketing si a uno lo conocen por un nombre de usuario de 5 letras) incluso trayendo al evento computadoras que están dispuestos a formatear o deshechar después de estos 3 días.

De un momento a otro mi amigo dice “Marce, no vuelva a ver, pero el que está atrás suyo es el que hackeó el reconocimiento de iris del Samsung Galaxy”. Por supuesto que sabía al respecto, estuvo en redes sociales y en las noticias (con su clásica imagen de persona vestida como ladrón digitando fuertemente su teclado) Por lo que me sorprendí de ver al ser más … normal del plantea. Pero ahí estaba… y para mí, a pesar de la impresión y respeto que pueda tener hacia él, fue como ver un animal mítico, que aparece por 2 segundos y nunca más lo volvería a ver.

Lo que más me impresionó de esta comunidad, es el poco escrutinio por parte de los asistentes hacia con los demás. Vi toda clase de personas, como mencioné anteriormente, hay microcomunidades realizando toda clase de cosas las cuáles denominaré como extrañas aluciendo a mi ignorancia. Fanáticos de resolver rompecabezas mecánicos, asistentes del FABLAB Karlsruhe, hippies, niños, adultos, seres tan únicos e inolvidables que es imposible imaginar que esto no es un wall de Reddit, pero la vida real.

¿Por qué la gente viene a estos lugares? Al principio me lo preguntaba. Siendo una persona del mundo “Maker” o de “innovación”, entrar a esta convención fue completamente diferente, y es abrumador, no voy a mentir, es un sentimiento de poca pertenencia. Sin embargo, con estar 30 min en el lugar lo entendí, y ahora no puedo dejar de disfrutarlo.

Es un ambiente tan familiar, hogareño y cómodo para cada individuo, rodeado de 300 personas que también son individuos antisociales, pero a la vez forman un ejército de computadoras y todos se apoyan. Sí, lo sé, es difícil de explicar pero es increíble. Especialmente para alguien como yo, una persona que es extremadamente distraída, el déficit atencional que he manejado toda mi vida me hace distraerme fácilmente de cosas en aproximadamente 10 min (no estoy mintiendo, lo he comprobado) por lo que soy también de esas personas que tiene en su board al menos 3 tareas catalogadas como “En progreso” brinco de una a otra de manera muy fácil, y mi cerebro nunca logra estar en un momento de paz, por lo que recurro a tener audífonos con música extremadamente alta, sin embargo, eventualmente se vuelve “ruido” y una hormiga me distrae.

Para poner un ejemplo, todo este texto lo escribí por primera vez en 20 min, ¿por qué?, por que estoy sentada en un cuadrante de 4 sillones con una mesa de café en medio, tomando Apfelschorle, sentada a la par de una persona a la que simplemente dije una palabra “Frei?” señalando el espacio a la par de él y acá estoy, ambos sin audífonos, él no me ha vuelto a ver en ningún momento, ni yo a él. El tipo al frente mío acaba de sacar una piña, cuchillo y tabla, y está repartiendo pedacitos a quién quiera, algunos aceptan, otros lo consideramos antihigiénico, sonreímos y seguimos escribiendo lo que sea que estemos escribiendo. Mientras a mi lado izquierdo acaba de pasar un sillón móvil… sí, como en Wall-e, hay un tipo que es el estereotipo de gamer-hacker sentado, controlándolo desde su celular.

Todo esto mientras hay un juego de luces y el DJ está poniendo música Deep House. Ritmo constante, y sin letra, perfecto para concentrase. Así que estoy “bailando” en mi asiento, mientras las personas la frente mío están discutiendo para sí mismos por qué su código no funciona, o qué próxima gran idea se les ocurre. Es caos y es calma, es un ambiente tan cognitivamente cargado que mi cerebro encuentra silencio en todo este ruido, puedo escribir, y lo he hecho por 30 min seguidos a este punto, es un record para mí, y he de decir que me encanta.

Ayer tuve que hablar alemán, y lo haré si me toca, pero hoy Viernes a las 10pm, estoy sentada en un sillón en el sur de Alemania, en una ciudad cuyo nombre todavía no estoy segura que pronuncio correctamente, escribiendo esto, y probablemente mañana esté en este mismo lugar.

¿Cómo llegué aquí? No tengo la menor idea, la vida tiene planes muy extraños conmigo, pero este momento, es de los que vale la pena recordar.