¡Cómo pasa el tiempo!

Parece que fue ayer, cuando cambiaba pañales y las ojeras me llegaban al suelo, cuando toda tu vida era esterilizar absolutamente todo, para que tus bebes vivieran en un mundo aséptico y puro, sin una sola bacteria y sin contaminación. Que iluso y que bobo. La realidad de la vida te pone en tu lugar al cabo de poco.

Pasas de una absoluta dependencia de los horarios, en donde nunca llegas a tiempo, por intentar compaginar tu vida profesional con tu vida familiar a la más absoluta tranquilidad. El frenesí de carreras con los capazos de los niños, cochecitos, adaptadores para vehículos, etc., no te deja pensar en nada más que en la sensación de vivir para otros. ¿Dónde queda tu vida?, ¿Quien se pone en tu lugar?, eres un simple siervo , un esclavo de la vida de tus pequeños.

No reniego de lo que he vivido y sufrido, porque todo ha merecido la pena. He pagado la inocentada, ya que los hijos cuando nacen no traen consigo un manual de instrucciones. Pero lo que es cierto es que con el paso del tiempo si he podido redactar un manual personalizado por cada hijo.

Es maravilloso afrontar este tiempo, el apoyo de tu pareja es vital para ello, aunque evidentemente no tengamos otra misión que la de ser padres. Todo queda a atrás, amigos, viajes, vida social……. ahora eres un mísero padre. Por favor no tardes en acostumbrarte a esta situación, ya que si eres rebelde y persistes en ser lo que antes estabas viviendo, corres un verdadero peligro de incomprensión y puedes ser tachado de egoísta.

Sin desviarme del titulo de este post, he de decir que la vida ha transcurrido sin darme cuenta, multitud de vicisitudes, problemas, alegrias y solamente queda el efecto físico e irremediable de ver a tus hijos crecidos y listos para afrontar una vida por si solos. Atrás queda todo, ahora eres simplemente el paganini de todos sus gastos, el cabeza de familia sin autoridad y malhumorado que a diario te dicen, y que sin lugar a dudas no podrias ser otra cosa.

Es la vida, mi vida y mil veces volvería a hacer lo mismo.

6 Nov 2015

Like what you read? Give Marcelius Photograph a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.