Unidades y medidas.

Hoy tengo 17+2, como dicen en las comunidades maternas. ¿Sabían ustedes que hay comunidades? Es todo un mundo, tan grande, que me sorprende no haberlo visto antes. He tenido amigas y parientes cercanas embarazadas, pero hay un sub-mundo oculto entre madres y embarazadas que es difícil de creer que no se conozca por quienes no están viviendo el proceso.

¿Y qué significa 17+2? Que tengo 17 semanas y 2 días de embarazo. Pero no, no es de embarazo, técnicamente es el tiempo desde mi última regla, porque por alguna razón así se mide el embarazo. En realidad mi bebé no tiene 17 semanas y 2 días, tiene “unos” 15 días menos. Y es que si supiera exactamente cuándo fue la concepción, sabría exactamente la edad de mi bebé, pero como no es así, mi embarazo se queda como de 17+2 y mi bebé de -aproximadamente- 15+2.

¿Por qué no dicen 4 meses y medio? No lo sé y no lo entiendo, pero así se comunican los conocedores y expertos y por lo tanto así me toca comunicarme a mí también. Lo bueno es que la gente común me pregunta “cuántos meses tienes?” por lo que respondo con meses, no semanas. Aunque admito que a veces me gusta confundirlos y hablar de semanas, quizás para que suene como que es más tiempo, o quizás solo para sonar más interesante, no lo sé.

Además tengo una barrigota de mil meses, no sé porqué, y siento la necesidad de que crean que tengo más tiempo para que no crean que soy una ‘freak’ a la que le salió la barriga la primera semana. Les juro que en realidad tuve que ‘googlear’: “¿tengo 10 semanas y tengo mucha barriga, es normal?” y sí hay respuestas, porque mucha gente lo ha preguntado antes; son pocos los casos, pero no soy tan ‘freak’ como creía. A veces pasa, tengo 17+2 pero tengo barriga de 23+5, les juro.

Ahora, para que me tomen más en serio, cuando me preguntan cuanto tiempo tengo, digo: “ya voy por la mitad” o “estoy en medio camino” (jaja), así los confundo más, y lo más importante, suena a que es más. Pero lo que pasa es que el embarazo es injusto: los primeros 3 meses nadie te considera realmente embarazada; primero que no tienes panza; segundo que dicen que hay altos porcentajes de perder al bebé; y tercero, que el bebé ni siquiera es considerado feto, “solo es un embrión”; entonces nadie te para mucha bola.

Pero, ¿por qué, si es cuando más embarazada te sientes? Durante los primeros 3 meses no hay manera, ni un segundo al día, de poder olvidarse que uno tiene una vida adentro. Ahora todo es una maravilla, mi vida es normal, soy casi la misma de siempre; tengo energía, apetito, buen humor, entre otras virtudes. Pero, ¿los primeros 3 meses? Nooo, no, no, no, ahí no se tiene nada de eso. No se tiene energía ni apetito ni buen humor; todo es asco, dolor, cansancio y malestar continuo; insoportable, sin perdón, sin un solo minuto de perdón; todo el día, como tener el peor chuchaqui del mundo.

Por suerte en mi caso solo duró 1 mes exacto, desde el segundo hasta el tercero. No fue tan grave, lo admito, he escuchado casos de mujeres que vomitan los 9 meses y que vomitan hasta el agua que toman. ¡Vomitan hasta en la ducha! Pero no, yo la tuve fácil, dicen, “achaquesitos” como me dijo mi hermana una vez. Nunca vomité, aunque no sé si es peor, porque tenía tantas ganas de vomitar que hubiera sido bueno descargar algo, no lo sé, pero la pasé mal, muy mal, se los aseguro.

Igual es raro todo el tema de los primeros 3 meses, porque en la práctica, es casi imposible darse cuenta que uno está embarazado hasta al menos 4 o 5 semanas de embarazo. Entonces el primer mes ya está perdido, digo, las pruebas caseras de embarazo dicen todas que deben hacerse cuando ya se tiene 1 o 2 días de retraso, pero para tener 2 días de retraso, uno debe haberse embarazado 2 semanas antes (famoso día 14), lo que significa que tienes 4 semanas (ya expliqué que el embarazo se cuenta desde la última regla). El primer mes no existe, por suerte, y como es de gratis, realmente se viven 8 meses de embarazo, no 9.

Pero ese es oootro engaño, señores, porque el embarazo dura supuestamente 40 semanas (hasta 42 de hecho), así que si lo dividimos para 4 semanas por mes, nos dan 10 MESES de embarazo, no 9. Entonces ese mes supuestamente gratis del que les comenté, no sirve de nada, igual vives los 9 meses, porque en realidad todo el tema dura 10.

Otra manera de dividirlo es hablar de trimestres, ese es otro código, un poco más conocido, para medir el embarazo. ¡A partir de la semana 13 ya pasas al segundo trimestre! Suena emocionante, ¿no? De hecho me había olvidado que podía usar el tema del trimestre para que mi embarazo suene a más tiempo o más serio. El primer trimestre dicen que es el más duro pero pasa rápido, porque en mi caso, y en la mayoría de casos, solo dura 2 meses.

Estar en el segundo trimestre supuestamente es una dicha. Ahora es cuando aparece el maravilloso y tan famoso “brillo” de las embarazadas, ese que al principio no hay manera de que se manifieste. Es gracioso porque la gente igual te dice que te ves hermosa y que brillas, pero es solo por compromiso, estoy segura, porque una se siente como un trapo y seguro se ve así. Pero gracias igual, se agradecen los piropos.

En fin, espero que hayan entendido algo, creo que es importante que la gente entienda un poco más sobre todo el proceso, a ratos me siento como un extraterrestre al que nadie entiende. Es solitario en realidad, no crean que no, el mundo sigue y a nadie le importa; nadie se da cuenta que ya no eres la misma, de hecho una misma no se da cuenta hasta después de un tiempo. Es difícil aceptar que todo ha cambiado, en fin, gracias por leer.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.