Y llegó el amor
María Ripoll Cera
296

Me gusta que se rompa una lanza a favor del amor de extrarradio, de ese amor que nace desde la sensibilidad de dos artistas y que sabe quitar los obstáculos que interpone la pobreza, el ser poco refinado, el mal aliento y el humo de tabaco.

Afuera, hay muchos amantes expulsados del Edén, y hay muchas figuras de carne y hueso bien arregladas que no saben una mierda de nada. Su amor es fugaz como un pase de coca, barato como el hachís, destructivo como el solvente… “Me escuchaba con todo su cuerpo”: Esta es una línea que explota en la mente y te mete de lleno a la historia. Cómo una sencilla línea está llena de tanto poder y tanta visión general para todos.

Aprendí mucho leyéndote.

Un beso, María.

Marco.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.